BLOG MUNTANIA

Todo lo que debo saber para iniciarme en el Esquí de Montaña

El Esquí de Montaña nació en los Alpes a principios del siglo XX como la unión del esquí y el alpinismo y con la finalidad de poder desplazarse tanto por necesidad como a modo recreacional. Hoy en día es una modalidad deportiva en sí mismo.
En los últimos años, el número de practicantes de esta disciplina ha ido en aumento y cada vez más personas del mundo del esquí alpino y otras actividades al aire libre se acercan a este bello deporte que permite explorar la montaña más allá de los dominios de una estación de esquí.
¿Qué es el esquí de montaña?
Pues es la posibilidad de ascender a una montaña con los esquís en tus pies mediante técnica apropiada y con material específico.
¿Y para qué?
Pues por el placer en si de recorrer las montañas nevadas y/o también  disfrutar de una bajada de ensueño fuera de pista esquiando en montaña.
¿Necesito entrenar a nivel físico?
El esquí de montaña combina una parte aeróbica en el ascenso, por lo que es necesario tener unas mínimas condición físicas que nos permitan realizar la actividad con normalidad y eso significa ser capaz de subir a ritmo tranquilo pero constante lo que dure la subida que recorremos. Hay que ser capaz es hacer una media de 300-350 metros de desnivel a la hora por lo que una ascensión de 600-1000 metros de desnivel puede llevarnos entre 2 horas hasta 3 o 4 horas.
Para disfrutar al máximo es importante avanzar a un ritmo cómodo y constante y encontrar tu longitud de zancada adecuada
¿ Como subo? 
La subida se realiza con el deslizamiento del esquí sobre la nieve sin levantar prácticamente éste del suelo, ya que la bota está anclada frontalmente al esquí mediante la fijación, dejando el talón libre permitiendo caminar o mejor dicho “deslizar el esquí sobre el manto nivoso”.
¿Y porqué el esquí no patina hacia atrás? Pues porque pegamos a la suela del esquí la famosa “piel de foca” que es una especie de alfombra cubierta de pelos sintéticos orientados ligeramente hacia atrás lo que permite deslizando a pelo por no a contrapelo.
A medida que la ladera gana pendiente tendremos que trazar diagonales ascendentes ya que nos será imposible avanzar en la línea de máxima pendiente. Y llegará un momento en que tendremos que cambiar de dirección y lo haremos mediante distintas técnicas de cambios de dirección, destacando entre todas la más temida por muchos aunque no deberías si tenéis una técnica adecuada, nos referimos a la “vuelta María”.
¿Qué mínimos necesito para bajar?
Para empezar y no ir superado por el medio que nos rodea, es imprescindible realizar el viraje en paralelo en cualquier pista de esquí alpino sin problemas (nivel C-D). Si además controlas el canteo en diagonales y el derrapaje  estaréis listos para salir a la montaña.
¿Y donde lo practico?
Lo puedes hacer en las cordilleras principales de mayor altitud de la península como  Sierra Nevada, Cordillera Cantábrica, Sistema Central, Pirineos o bien en otros lugares más lejanos como Alpes, Japón, Canadá…
Si bien al principio es recomendable iniciarse cerca de una estación de esquí, una vez tengamos un poco de rodaje es posible recorrer las montañas teniendo muy claro nuestro nivel físico y técnico.
¿Y de quien aprendo?
Lo más acertado es iniciarse con un curso de la mano de guías de montaña profesionales que te enseñarán lo necesario para que puedas empezar a moverte tanto en ascenso como bajando. Además, aprenderás una serie de trucos que incluso personas que llevan años desconocen y que te permiten moverte con mayor soltura y con menos sustos.
Hay que tener en cuenta que el esquí de montaña no sólo es ser eficaz en la progresión si no que también implica conocer la montaña invernal y los peligros que esconden las mismas.
Y eso no se aprende sólo con un curso, es importante seguir saliendo tanto con guías de montaña profesionales como con personas con experiencia para continuar el camino del aprendizaje continuo.
Y para los que quieren saber más…
¿Qué equipo y material necesito?
Se requiere material específico compuesto por tablas, fijaciones, botas, pieles de foca, cuchillas (por si hay hielo) y bastones. Además necesito crampones y un piolet por si la ladera está muy helada y no me agarran bien las pieles de foca.
No hay que olvidar el kit de seguridad (Arva, pala y sonda) para bien poder encontrar a mis compañeros si son enterrados por una avalancha o que me encuentren a mi si soy yo el que la sufre.
No os compréis todo el material nada mas empezar, alquilar y así un poco más tarde sabréis que comprar.
Tablas
En función de si queremos subir ligeros y ágiles o preferimos bajar rápido y por cualquier tipo de pendiente de forma solvente y ¡si podemos de forma elegante! podremos elegir entre:
  • Esquís ligeros con patín de 70 a 82 mm para ascensos rápidos y ágiles.
  • Esquí polivalente de patín entre 72 a 88-90 mm que nos sirva para defendernos en la subida y no penalizar en el descenso.
  • Esquí freeride aún más ancho con cotas entre 88 y 120 si vamos a realizar descensos en nieves profundas.
Fijaciones
Las más ligeras llevan el sistema de fijación que inventó y patentó Dynafit. Son las más utilizadas ahora mismo en el mundo. Requieren que la bota sea compatible con este sistema. Ventajas ligereza e inconvenientes que al principio nos cuesta un poco más calzar la bota sobre ella.
Existen otras fijaciones con otros sistemas como las de placa. Son más pesadas pero para más fáciles de calzar para los recién iniciados.
Botas
Se diferencian de las de esquí de alpino en:
Peso, más ligeras
Flexión. Tiene dos posiciones. Una de ellas permite la flexión de la caña hacia atrás haciendo cómodo el ascenso y la otra posición bloque produciendo que no podamos sobrepasar un ángulo determinado y permitiendo ir más centrados y adelantados en el descenso.
Dureza siendo este más bajo que las de esquí alpino
Suela Vibran que nos permite caminar por la nieve si fuera necesario ya que en primavera o inicios de temporada quizá el manto nivoso no está donde empezamos a esquiar.
Pieles de Foca
Son unas cintas anchas que se pegan en la suela del esquí y que permiten el deslizamiento en sentido de ascenso de la pendiente, produciéndose un agarre y evitando así que el esquí  deslice hacia detrás, Deslizan a pelo pero no a contrapelo.
Las podemos clasificar en:
  • Pelo sintético con un buen agarre pero peor deslizamiento. Ideales para nieves duras o personas con menos experiencia que requiere de más agarre.
  • Mohair con menos agarre pero mejor deslizamiento. Ideales para iniciados y competidores.
  • Mixtas que mezclan ambos tipos ofreciendo un resultado mixto en función del porcentaje de estas en la piel. Ideales para los que buscan polivalencia.
Cuchillas, piolet y crampones
Todo nos ayuda en la progresión y aumenta la seguridad. Las cuchillas se instalan en la fijación e permite progresar con los esquís en los pies y las pieles de foca puestas en lugares que sin ellas no podríamos.
Los crampones y piolet/s permiten progresar en terrenos muy helados o con mucha pendiente.
Equipo de seguridad
Obligatorio llevarlo y saber utilizarlo. Está compuesto por ARVA, pala y sonda.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2018 Blog de Muntania Outdoors

Tema de Anders Norén