Blog de Muntania Outdoors

BLOG MUNTANIA

Guía básica para iniciarse en el esquí de montaña

El esquí de montaña, también conocido como esquí de travesía o skimo, es una disciplina deportiva que, en los últimos años, en nuestro país, está teniendo un considerable aumento en el número de participantes.

El esquí de montaña consiste en realizar un recorrido en la montaña combinando el ascenso sobre unos esquís a una cima, collado o donde uno quiera llegar y descender esquiando.

¡El terreno de juego que se abre para el esquiador de montaña es inabarcable! ¡No tiene nada que ver bajar por una pista balizada en una estación de esquí alpino que dejar tu huella en la ladera de una montaña, tras acometer un excitante descenso!

¿Y como podemos coronar una montaña con esquís? Pues gracias al material que utilizamos que nos ayuda a avanzar deslizando los esquís sobre la nieve porque utilizamos unas botas que nos permiten cierta movilidad de nuestros tobillos. También llevamos unas “pieles de foca” (ahora son sintéticas) que impiden que el esquí resbale hacia atrás además de unas fijaciones que nos permiten levantar el talón y por tanto caminar y deslizar.


¿Y cómo podemos descender esquiando de una montaña? Porque podemos bloquear nuestras botas convirtiéndolas en botas rígidas como unas botas de esquí alpino, también podemos bloquear la fijación  impidiendo así el movimiento de talón que hemos tenido durante el ascenso. Así mismo, una vez quitadas las superficies que nos adhieren a la nieve, las pieles de foca, la superficie de nuestros esquís deslizará ladera abajo. ¡Eso si! ¡si no sabemos esquiar en nieve virgen, en nieve no pisada por máquinas pisanieves, el descenso será toda una odisea!

Material necesario
¿Y que necesita una persona que quiera practicar el esquí de montaña? ¡Pues lo primero muchas ganas de vivir una experiencia maravillosa además de nieve y montañas! Además, como ya hemos explicado al principio de este artículo, se necesita el material específico que consiste en botas, esquís de montaña con fijaciones que permitan caminar y también esquiar, pieles de foca y bastones (para empezar nos pueden valer los bastones de esquí de pista)…


También, será obligado llevar el kit de seguridad esencial ante avalanchas que consta de 3 artículos eseniales en este deporte: DVA (Avalanche Victim Detector) conocido como “Arva”, una pala y una sonda. Desgraciadamente, cada año hay accidentes con víctimas mortales producidos por el desencadenamiento de avalanchas y tanto llevar este material como saber usarlo, puede salvar tu vida y la de tus compañeros de aventura.


Para finalizar, además de ropa de montaña transpirable que nos permita hacer ejercicio físico intenso y que además nos abrigue y nos proteja del viento, la nieve y la lluvia, podremos necesitar crampones y piolet si las pendientes por las que fuésemos a progresar estuviesen duras ya que las pieles de foca resbalarían sobre estas superficies.

Habilidades físicas y técnicas requeridas
El esquí de montaña es un deporte muy completo que combina la habilidad técnica y capacidad física de subir a una montaña con la técnica de descenso de la misma esquiando. Por tanto, se requiere según los objetivos que uno se marque, un buen nivel físico, estando habituado a realizar actividad física aeróbica, conocer la técnica de ascenso para progresar de forma segura tanto en terreno con poca pendiente y con una pendiente más marcada. Además, necesitamos de unos conocimientos de montaña que abarcan temas meteorológicos, de la estabilidad del manto nivoso, de saber escoger la ruta más segura, saber progresar con crampones y piolet y para finalizar importantísimo conocer los protocolos de búsqueda de víctimas de avalanchas y el uso de los elementos que forman el kit de seguridad (arva, pala y sonda).


Recomendaciones
Por todo ello, recomendamos a todo el que se inicie en el esquí de montaña que contrate un curso formativo específico para que su conocimiento y progresión en esta disciplina sea lo más eficaz y satisfactoria posible y además adquiera las nociones fundamentales de seguridad en montaña.
Los cursos formativos serán la base para construir un conocimiento lo más completo posible de la montaña. La participación en otros cursos más avanzados, la contratación de salidas guiadas con guíasde montaña profesionales que además de guiarte te enseñen, será el mejor de los caminos que podrás tomar.Las salidas guiadas con guías de montaña profesionales que además de guiarte te enseñen, será el mejor de los caminos que podrás tomar para iniciarte 

En los últimos años, algunas estaciones de esquí alpino están desarrollando rutas balizadas, lo que se conoce como “rutas o circuito skimo”, en la propia estación y en zonas limítrofes a las mismas permitiendo pasar una jornada en montaña, con un riesgo mas controlado.

Algunos lugares donde practicar el esquí de montaña
Como ya hemos comentado con anterioridad, para practicar esquí de montaña necesitamos nieve y montaña.
En lo que se refiere a montañas no nos podemos quejar ya que la península ibérica está salpicada por un número importante de cadenas montañosas que a continuación nombraremos.

Respecto a la nieve, sí que en los últimos años está tardando en caer, pero al final cerca de nuestros hogares si no la hay, un poco más lejos seguro que la encontraremos. Además, a diferencia del esquí alpino que la temporada se acaba prácticamente en Semana Santa o una o dos semanas más tarde, el esquiador de montaña podrá alargar la misa hasta bien entrado el mes de mayo e incluso junio.


A continuación, nombramos algunas de las zonas más favorables para practicar este deporte. Nos dejaremos muchos lugares por nombrar ya que requeriría de un artículo específico para ello.


Pirineo catalán
El Santuario de Núria y la Cerdaña por la proximidad con Barcelona y su área metropolitana son ideales para una escapada. Por lo general, sus montañas presentan un relieve suave con ascensos relativamente sencillos a numerosas cimas que se alcanzan con los esquís en los pies.

El valle de Arán y el Parque Nacional de Sant Mauricio y Aigües Tortes configuran un espacio inmenso con multitud de opciones. En los inicios del invierno la abundante nivación del valle de Arán permite realizar itinerarios cuando otros valles pirenaicos aún no disponen de nieve. El parque nacional dispone de una buena red de refugios que hace posibles itinerarios de varios días durmiendo en los mismos. Estas travesías de refugio a refugio suelen iniciarse a partir de finales de febrero, siendo la mejor época marzo y abril.


El valle de Boí al igual que su vecino valle de Arán limita con el parque nacional y es también un buen lugar para hacer cimas limítrofes a este espacio protegido y cuando los refugios están abiertos, realizar interesantes itinerarios de refugio a refugio.


Pirineo aragonés
El valle de Benasque con el macizo del Aneto, Maladetas, Posets, Perdiguero etc. presenta multitud de recorridos para poder realizar durante toda la temporada. En la vertiente norte del Aneto-Maladetas la nieve aguanta hasta bien avanzada la primavera, pudiendo realizar estupendas ascensiones hasta el mes de mayo e incluso junio.


El valle de Guistaín (Chistau) con el Bachimala, Eristes, Punta Suelza entre otros es un lugar tranquilo, alejado de estaciones de esquí con un terreno salvaje y menos frecuentado que otros valles vecinos.

El valle de Ordesa presenta un relieve complejo y desafiante para el esquí de montaña. Avanzada la primavera, algunas de sus cumbres son accesibles y aunque las aproximaciones sean largas la recompensa del paisaje que nos rodea compensará el esfuerzo realizado.


El valle del Tena y las montañas del Balneario de Panticosa son uno de los lugares más frecuentados del Pirineo. El valle del Tena presenta multitud de cimas accesibles en el día para todos los gustos y niveles. Las montañas de Panticosa presentan un reto mayor para los esquiadores con mayores desniveles, mayor grado de dificultad y donde la experiencia en montaña se hace necesaria para disfrutar de este precioso entorno.
No podemos olvidarnos de las montañas de otros valles como el Aspe, el Bisaurín o la Mesa de los Tres Reyes que hace frontera con Francia y Navarra.


Cordillera Cantábrica
Los Picos de Europa presentan un relieve complejo y en muchas ocasiones, una climatología adversa. Recomendamos adentrarnos en estas montañas con muy buenas condiciones meteorológicas y en primavera. Gozaremos de unas montañas salvajes, un relieve único, especial y de un paisaje singular muy distinto a lo que estamos habituados.

Las montañas palentina y leonesa como el Pico Tres Provincias, Coriscao, Mampodre, Peña Ten, Curavacas, Peña Ubiña, etc. son ideales para la práctica del esquí de montaña. Partiendo de aldeas de montaña, en un ambiente en general poco frecuentado daremos rienda suelta a nuestra faceta exploradora.


Sistema Central, Sierra de Guadarrama y Sierra de Gredos
Entre Madrid y Segovia se levanta el Sistema Central con alturas de hasta 2.400 metros. La Sierra de Guadarrama, muy próxima a Madrid, es el terreno de juego para madrileños y segovianos. Si tienes suerte de poder hacer actividad tras una nevada reciente merece la pena bajar la norte de Peñalara o la norte de Cabezas de Hierro.

La Sierra de Gredos presenta un relieve abrupto y son montañas más desafiantes que las de Guadarrama. En invierno es el paraíso para el alpinismo y en primavera abre sus puertas a bellos itinerarios de esquí de montaña tanto en el Circo de Gredos como en la Sierra de Béjar.


Sierra Nevada.
Sierra Nevada presenta las mayores elevaciones de la península Ibérica lo que permite que desde el inicio de la temporada albergue nieve y que está dure hasta bien entrada la primavera. El acceso más cómodo se realiza por la estación de esquí alpino de Sierra Nevada, aunque lleva consigo la masificación natural de cualquier estación de esquí. Otros accesos posibles son por la zona de Jerez del Marquesado o por las Alpujarras en a la vertiente sur de la cadena montañosa.


Una vez alejados de la estación de esquí, Sierra Nevada se nos presenta como un gran terreno de juego con múltiples opciones para todos los gustos.

Hugo Cózar Romeu

Técnico deportivo en Alta Montaña y gerente de la agencia de viajes Muntania Outdoors

Mas información en:

www.muntania.com
(+34) 629 37 98 94
info@muntania.com

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Blog de Muntania Outdoors

Tema de Anders Norén