Archivo de la categoría: SEGURIDAD EN MONTAÑA

Carros de Fuego con Raquetas de nieve. La Alta Ruta del Pirineo.

Carros de Foc, Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici fue creado el 21 de Octubre de 1955. Cuenta con una superficie de 14119Ha y una zona periférica de protección de 26733 Ha. Se encuentra enclavado enteramente en la provincia de Lleida, en los municipios de Alt Àneu, Vall de Boí, Espot, Esterri d`Àneu, La Guingueta d`Áneu, Naut Aran, Sort, La Torre de Cabdella,Vielha e Mijharan y Vilaller.

Se trata de una ruta que ofrece multitud de posibilidades de realización, ya que se puede acceder a él por varios de sus valles de una forma cómoda y donde encontraremos refugios guardados de montaña. Nuestra propuesta fue realizar en 5 días y con raquetas de nieve una circular en la que pasáramos la noche en los refugios de Colomers, Amitges, Josep María Blanc y Estany Llong. Las raquetas de nieve nos permiten desplazarnos de una forma sencilla dependiendo de las condiciones de la nieve y del terreno, pero son una muy buena opción para todos aquellos amantes de la montaña invernal que no sepan esquiar.

El plan normalmente es entrar por el Vall de Boí, atravesando el embalse de Cavallers  para llegar al refugioVentosa i Calvell primero y por el Port de Caldes, bajar al Refugio de Colomers donde pasaremos la primera noche de la travesía, pero en ocasiones si el BPA (Boletín de Peligro de  Aludes) que emitite el centro de predicción de aludes Lauegi, en la Vall de Aran, referente en este mundo, nos hace cambiar el punto de inicio, y acceder al refugio de Colomers por Salardú, más concretamente por  los Banhs de Tredós. Un valle más amplio y bastante más seguro dado el riesgo para ese día.

Haciendo una combinación de vehículos sencilla, dejando uno en Caldes de Boi (lugar de finalización de la ruta) y con el resto a la Borda de Servat 1470m parking localizado pasado la Barratge d`Aiguamog. Una cómoda subida por pista, en este caso repleta de nieve, nos conduce hasta un pequeño circo inferior donde el camino ahora sí coge un poco más de pendiente. Enseguida se llega al Estanh Major de Colomers a 2120m, donde se encuentra el antiguo refugio justo al lado de la presa, y el nuevo, un poco más adelante. Se abre ante nosotros otro gran circo salpicado de lagos, en el cual, se puede realizar otra actividad independiente “la vuelta del circo de Colomers”, donde el Gran Tuc de Colomers es la mayora ltitud con 2936m.

El segundo día de actividad nos conduce hacia el refugio de Amitges, al cual llegamos por el Gr11, y no por el itinerario que pasa por el refugio de Saboredo. De esta forma evitamos una jornada muy larga. Mientras ascendemos por el circo de Colomers en busca del Port de Ratera 2594m, bordeamos varios Estanh, como el de Cabidornats, Long, Redon, Obago.. Afrontamos una pequeña pendiente antes de dar vista al circo de Saboredo y la Val de Ruda, con fantásticas vistas sobre Baqueira y sus alturas. Al Sur, ya asoman las agujas Els Encantats. Bordeando la ladera NE del Pic de Ratera 2862m, bajamos al Estany del Port de Ratera y realizamos un flanqueo (si las condiciones son buenas) hacia el Estany de Munydera, ya bajo las bonitas agujas de Amitges y la Tuc de Saboredo.

El refugio de Amitges, a 2366m, se encuentra en un enclave fabuloso, bajo las agujas de Amitges y enfrente, al Sur, Els Encantats, El Peguera, Monestero… El igual que Colomers, son refugios muy acogedores donde los guardas nos ayudarán en todo lo posible haciendo una estancia de los más confortable.
El tercer día de actividad, es una de las etapas reina. Rumbo al refugio Josep María Blanc.

Cuando el riesgo de aludes está alto es posible una variante par a llegar al Blanc. En  vez  de   por el Coll de Monestero a 2716m, con el riesgo de aludes alto y un parte meteorológico poco favorable (más nieve y viento en altura),  se puede bajar primero al Estany de Sant Maurici y continuar bajando el valle por el Gr11, hasta el Prat de Pierró donde comienza la pista que sube al Blanc hasta conectar con la ruta normal al J.M. Blanc desde Espot, en el Estany de Lladres, donde el camino a través de la nieveestá ya muy transitado y facilita los últimos metros de desnivel.

El entorno es impresionante. Enclavado en una pequeña península a los pies del Estany Tort de Peguera. Un refugio donde el espacio tiene que ser bien aprovechado y organizado, pues estamos muchos y no es muy grande, pero le da un ambiente más auténtico.

Para la cuarta jornada idea inicial es pasar al Refugio de Colomina por el Coll de Saburó, el  la paso de la Portella y atravesando el Estany Tort, Mariolo y el de Eixerola alcanzar la Colladeta Dellui y bajar al Refugio d`Estany Llong. Pero con mal tiempo y riesgo alto de aludes lo mejor es bajar  a Espot por el
camino normal, casi 1000m de descenso, con nieve casi hasta el mismo pueblo. El taxi nos aproximará hasta la entrada de la Ribera de Sant Nicolau y un poco más adentro, pues no hay mucha nieve en la pista y el horario es ya un poco ajustado.

Éste es un valle con muchas posibilidades de raquetas de nieve, pues existe la ruta por el fondo de valle (pista) y un camino por la margen orográfica izquierda. Luego hacia el Sur se abren otros barrancos en la zona de Llacs Morrano donde se puede disfrutar de mayor soledad. El refugio d`Estany Llong se encuentra a 5 minutos antes del Estany Llong, en el fondo del valle,un lugar sombrío en invierno y rodeado de un buen arbolado. Llegamos a tiempo para descansar y acomodarnos a gusto antes de la hora de la cena, que en todos los refugios es a las 19h en el horario de invierno.

El último día, descenderemos toda la Ribera de Sant Nicolau deshaciendo parte del camino de ayer y para evitar ir por el mismo lugar de los taxis por la pista, tomaremos un sendero por la ladera Norte bien bonito que amenizará los últimos kilómetros de la ruta.
Una ruta en un entorno de alta montaña con gran variedad de paisajes y rincones que nos harán disfrutar cada día.

Lorenzo Giménez, Guía de Media Montaña UIMLA de Muntania Outdoors

_______________________________________________________

Más información en:

https://www.muntania.com/viaje/descripcion/carros-de-fuego-alta-ruta-del-pirineo-con-raquetas-de-nieve

Muntania Outdoors S.L.
(+34) 629 37 98 94
info@muntania.com
 

Rocosas canadienses, una experiencia inolvidable

Las Rockies son una maravilla. Inmensas. Todo allí es a lo grande. Los bosques de coníferas impresionantes, lagos de colores increíbles, glaciares miraras donde miraras y q decir de la fauna. Lindas ardillas, enormes marmotas, ciervos gigantes en plena civilización y hasta nos encontramos con un grizzly en Lake Louise muy cerquita del alojamiento. ¡Menudo momentazo!

ardilla-listada

bow-hut-trail_banff

bow-lake_banff-3

bow-lake_banff-4

canoas-en-maligne-lake_jasper

Las rutas fueron preciosas y muy variadas. Pudimos conocer bastante en profundidad estas montañas. Me gustaron especialmente la subida a la Whaleback Mountain en Yoho y Wilcox Peak y El “pico sin nombre” en la zona de Mount Edith Calvell. De la zona de Banff destaco la ruta de Sentinel Pass y Paradise Valley.
Aunque me encantó el día de las canoas, no me importó no navegar el segundo día. A cambio subimos a las Opal Hills que estaban preciosas después de haber nevado algo el día anterior y cuando de pronto el cielo abrió en lo alto, después de llover mientras subíamos, fué todo un espectáculo.

ciervos-canadienses-luchando_jasper

descenso-de-whaleback-mountain_yoho

edith-calvell-mountain-desde-%c2%a8pico-sin-nombre%c2%a8
Tuvimos mucha suerte con el tiempo. Solo un día fué un desastre pero lo aprovechamos bien yendo a bañarnos a las aguas termales de Jasper y por la tarde con una salida en busca de fauna.
Otra cosa a destacar es que no tuve la sensación de pérdida de tiempo. Los días estaban muy aprovechados. Era una de mis pequeñas preocupaciones porque duermo pocas horas y soy muy activa pero como además de las rutas, hicimos unos cuantos extras, los días quedaban bien completos.

edith-calvell-mountain_jasper-2

edith-calvell-mountain_jasper

marmota-aulladora
Los alojamientos en general muy bien, destacando el bed&breakfast de Jasper. Pero estuvimos también muy a gusto en Lake Louise. El refugio Stanley Mitchel muy genuino e ideal para conocer Yoho. Y el alojamiento q menos me gustó fué el de Canmore.

panorama-wilcox-3 paradise-valley_banff

peyto-lake_banff

sentinel-pass_banff-2
Lo que menos me gustó fué el tema de las comidas, aunque entiendo que tenga q ser de esa forma. Las cocinas estaban muy bien, pero es que ¡ninguno éramos muy cocinillas! Ja, ja.

morraine-lake_banff

morranine-lake_banff-2

opal-hills_jasper-2

Los últimos días, en Jasper mi amiga Alicia y yo, hartas de pasta y arroz cenábamos en restaurantes. Ja, ja. A una edad una se va volviendo cada vez más fina.

oso-grizzly-en-lake-louise_banff

emerald-lake_yoho

giant-steps_paradise-valley_banff

Y finalmente decir que Carlos, nuestro guía es un encanto. Nos lo pasamos muy bien con él. Me encantó la libertad q nos daba. Se notaba lo que le gustan las Rockies y lo que disfruta enseñándolas.

glaciar-athabasca_columbia-icefield

iceline-trail_-yoho-2

lake-louise_banff-4

Parecía uno más del grupo. Siempre dispuesto a enseñarnos cosas incluso en el día libre. Genial su conocimiento de idiomas. Se movía por allí como pez en el agua.  Un diez.

lake-louise_banff

maligne-lake-desde-opal-hills_jasper

panorama-victoria-glacier

No puedo olvidarme de mis compañeros de viaje: Nos juntamos un grupo muy simpático que nos lo pasamos genial.

wilcox-peak_columbia-icefield-2

wilcox-peak_columbia-icefield

wilcox-pass_columbia-icefield

whaleback-mountain_yoho-5

Ha sido una experiencia inolvidable. Gracias Muntania


Más información en:

http://www.muntania.com/viaje/descripcion/rocosas-canadienses-senderismo-trekking-y-canoas-en-banff-yoho-y-jasper

Accidentes en Montaña y Responsabilidad

Desde hace unos años parece que una de las palabras que van indisolublemente unidas a los términos “montaña” o “montañero” es ACCIDENTE. Constantemente el mundo de las actividades en el medio natural viene asociado en los medios de comunicación a los rescates, búsquedas, accidentes y demás desgracias; transmitiéndose de este modo una imagen oscura y poco atrayente que, a mi juicio, no tiene nada que ver con la realidad de estos deportes.
  P1130165
Imagen de un rescate en el valle de Chamonix
Esta accidentalidad tan resaltada en los medios tiene, en algunos aspectos, un perfil bastante claro y ante el que es mas que evidente que hay que poner nuevas medidas o cambiar las actuales para disminuir estos hechos: actividades sencillas, personas menores de 30 años, no federados y cuyo accidente tiene, al menos, un precursor en la falta de planificación de la actividad es el prototipo de accidentado en el medio natural.
Existen otros foros para tratar estos asuntos, pero desde aquí queremos, hoy destacar uno de los efectos colaterales de estos accidentes: la judicialización de las actividades de montaña y la cada vez mas reclamada responsabilidad por los daños derivados de estos accidentes. Si el mundo de la montaña ha entrado de lleno en la sociedad es lógico que esta conexión sea bidireccional y por tanto haya una exigencia social que se traspasa al mundo de la montaña. La preocupación por las coberturas de los seguros y su conveniencia para las actividades que se realizan, o la gran expectación, y preocupación, que detectamos en las formaciones que damos en clubes y federaciones sobre estos temas son algunos de los reflejos de las inquietudes y respuestas que estas “nuevas costumbres” han planteado al mundo de la montaña.
Iñigo
Momento de una charla sobre Responsabilidad
La Responsabilidad en nuestras actividades tiene su base jurídica en el artículo 1902 del Código Civil “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado“. Supone, a grandes rasgos, que habrá de indemnizar a quien sufre un daño (físico y/o material) en el desarrollo de cualquier actividad salvo que se demuestre que es por culpa exclusiva del propio perjudicado. Y es lógico que, en una sociedad cada vez más informada y con mayor facilidad de acceso a la justicia, los perjudicados, o sus herederos o representantes legales, pretendan satisfacer esos derechos que consideran vulnerados.
Hay en otro aspecto de nuestro trabajo en el que también hemos notado este aumento de la judicialización de la vida deportiva. Cada día se nos reclama, profesionalmente, más a menudo para participar como peritos en juicios por accidentes. En nuestro caso añadimos al conocimiento práctico y técnico de distintas modalidades deportivas un importante y determinante conocimiento jurídico de manera que ofrecemos al juez una visión clara y objetiva de un mundo que, normalmente, desconocen por completo.
La actividad del perito es, en muchas ocasiones, fundamental para determinar la existencia o no de responsabilidad en estas actividades.
P1000927
¿Cuantas veces hacemos caso a las señales?
Sin embargo, una de las cuestiones que más me llama la atención cuando participo en juicios es la nula capacidad de autocrítica o la incapacidad de reconocer los errores propios que han llevado a la producción del accidente.
Enlazando esta visión de algunos de los accidentados con el conocimiento de la casuística de muchos accidentes se deducen algunos aspectos que quiero remarcar como posibles ideas para la reducción de los accidentes:
  • La mayoría de los accidentes se producen en actividades sencillas y por errores propios del deportista.
  • La adopción de decisiones erróneas, muchas de ellas generalizadas y repetidas en todas las modalidades deportivas e incluso contrarias a normativas, que no suelen derivar en accidente provocan que no las consideremos equivocadas ni aun después de haber sufrido el accidente.
  • El factor emocional de estos deportes contribuye decisivamente a la creación de situaciones de riesgo que no percibimos como tales.
  • Escasa autocrítica y poca reflexión sobre las propias actividades e incidentes llevan a que estos se repitan y ocasionen accidentes.

Íñigo Ayllón, Guía de Muntania Outdoors

Técnico Deportivo en Media Montaña. Licenciado en Derecho y Máster en Derecho de los Deportes de Montaña. Reparte su pasión por la montaña entre la práctica, el guiado y su trabajo como asesor técnico y legal de actividades en el medio natural en Ad Montem