Archivo de la categoría: Trekking

Rocosas Canadienses. ¡Expectativas cumplidas!

Sábado 19 de agosto del 2017. 12:00 de la mañana. Llegamos a Calgary, allí nos está esperando Marian, una compañera del viaje que ha llegado poco antes que nosotros y Carlos, nuestro guía de Muntania.

A lo largo del día irá llegando el resto del grupo, vamos a ser 10 personas más Carlos. Viajamos en distintos vuelos y vamos a ir llegando a lo largo del día, así que Carlos nos acerca al hotel y quedamos con él dentro de tres horas para ir a cenar a casa de su familia Canadiense. No se muy bien a quien se refiere, pero suena bien. Nos vamos los tres a comer al centro de Calgari, es mejor plan que esperar en el hotel.

Desde mi punto de vista, Calgari es una ciudad bastante moderna, aunque claro, estamos en un país que este año celebra el 150 aniversario , y 150 años a mi me parece bastante poco. Vengo de una ciudad en la que tenemos un acueducto de más de 2000 años.

Bueno, Calgari, es una ciudad con pasarelas entre edificios, me llama la atención, muy pintoresco, lo que se lo curran los canadienses para estar confortables cuando llega el invierno, el invierno aquí tiene que ser duro.

Comemos una hamburguesa al más puro estilo americano, con una cerveza, después damos una vuelta por la ciudad y volvemos al hotel. Al final la ciudad se asemeja bastante al concepto que tenía de ciudad americana.

Allí ya están esperando casi todos los compañeros del viaje, así que nos montamos en la furgoneta y Carlos nos lleva a la casa de Bert, su familia canadiense, allí nos cuenta que es una persona que conoció en España, Bert hacía el camino de Santiago, Carlos le ayudó un par de días y desde entonces son familia. Bert nos abre su casa y nos invita a cenar. Nos sentimos un poco amedrentados, esto en España no se hace, pero nos gusta el detalle, al final nos sentimos muy a gusto. Cenamos hablando de viajes y terminamos viendo mapas de los sitios que vamos a visitar.

A lo largo de la cena va llegando los últimos rezagados del grupo. Ya estamos todos.

El domingo nos levantamos, cogemos furgoneta y nos vamos a hacer la primera ruta, hoy tenemos como invitados especiales a Bert y a su mujer, que le apetece pasar algo más de tiempo con 11 españoles que han cruzado medio mundo para conocer su país.

La primera ruta es bastante tranquilita, quizás lo que me llamó más la atención es que todo el mundo va con un bote de spray rojo colgado de la mochila, o en el cinturón, o en un bolsillo de la mochila de rápido acceso. Es el spray de pimienta, por si nos cruzamos un oso, este es un país de osos. Encontraremos a lo largo del viaje muchos carteles que nos lo recuerda. Los carteles, las papeleras “anti-osos”… los osos están presentes en todos lados.

El ya famoso spray anti osos es un spray de pimienta, no suele haber problemas, pero por seguridad hay que llevarlo, es algo así llevar casco cuando escalas. Nunca hace falta, pero hay que llevarlo. Nos cuentan que el tiempo de reacción si te encuentras a un oso mosqueado es de cinco segundos. En cinco segundos pasas de tener un oso muy lejos a tener un oso encima. En esos cinco segundos tienes que sacar el spray, quitar el seguro, apuntar al oso y disparar cuando lo tengas a menos de metro y medio. Muchas cosas para hacer en cinco segundos. Me da la impresión de que los que llevan el spray en un bolsillo de la mochila lo van a pasar muy mal si llega el oso.

Al acabar la excursión nos tomamos una cerveza con Bert y nos despedimos, nos vamos a nuestro hostel en Banff.

Empieza la aventura! Carlos nos expone como nos vamos a organizar, la mayoría de las cenas son en hostel, así que tendremos que cocinar nosotros mismos. Nos propone hacer turnos de lavar cacharros y de cocinar. Dos personas cocinas, y las dos personas que cocinen el próximo día limpian. Parece una buena organización. Y así lo hicimos casi todos los días. He de reconocer que la gente se lo curro muchísimo. Tuvimos una dieta bastante variada. Y no recuerdo ninguna noche que cenáramos mal. Incluso estaban buenas las algas que nos hizo Carlos!

Desde este día iniciamos una rutina que consistía en desayunar, coger la furgo, ir a un centro de interpretación y visitar algún sitio espectacular.

Lo primero que me impresionó de Canadá fueron sus bosques. Que arboles tan grandes! Parece que en este país todo es a lo grande. Los bosques, lo árboles, los vehículos…

Bueno, todo no, lo glaciares se veían pequeñitos, no quiero decir que los glaciares de España sean más grandes, que no es cierto, pero la primera impresión al verlos es compararlos con los glaciares de Alpes, con Chamonix, el glaciar de Bossons, o los glaciares del Monte Rosa. Con el tiempo cambié de opinión. Hay glaciares espectaculares en Canada, el campo de hielo de Columbia, por ejemplo, quizás nubló mi criterio el que veía el hielo desde lejos, mientras que el de Alpes lo había pisado durante muchas horas haciendo rutas interminables.

Fue espectacular el ver el Angel Glacier, un glaciar colgado, con su lago lleno de bloques de hielo. También fue espectacular el campo de hielo, aunque lo viéramos de lejos, y el Iceland Trail en el parque de Yoho.

Otra cosa que personalmente me impresionó es la fauna. Íbamos con el sueño de ver un oso. Todo el mundo te dice que si vas a Canadá verás osos, o al menos que puede ser que veas osos. Y el último día del viaje vimos un oso. Pero más allá que el oso, también vimos mucha fauna. Ciervos, alces, marmotas, patos, perdices…. Recuerdo que estábamos volviendo del Sentinel Pass, en el parque de Banff, cuando vimos en directo los ciervos, ya los habíamos visto desde el coche, en algún cruce de la carretera, mientras íbamos en marcha y había un cristal entre medias.

Pero en ese momento estaban ahí mismo, como a dos metros. Todos parados, mirándonos unos a otros. En España es impensable. Son fauna salvaje! Y estaban apenas a dos metros! Al cabo de unos minutos perdieron el interés por nosotros y se fueron. Cuando dijeron que podríamos ver fauna no creí que se refieran a esto. La verdad es que la fauna nos ha ido acompañando a lo largo de todo el viaje.

En conclusión, puedo decir que ha sido un viaje que me ha gustado mucho, muy completo, y distinto. Estamos encantados, ha cumplido todas las expectativas.

Si tuviera que destacar algo sería la riqueza natural que tiene este país y se ve en este viaje, lo amable que es su gente, y los compañeros de viaje que hemos tenido.

Muchas gracias a Muntania, a Carlos y a todos los compañeros de viaje.

Raquel y Carlos

 

 

 

 

Trekking en Alpes. 7 rutas clásicas

Los Trekking en Alpes se han convertido en  magníficas experiencias de verano para multitud de personas, amantes de la montaña, que deciden pasar una semana de sus vacaciones estivales disfrutando de paisajes maravillosos y de cómodos refugios donde degustar de la magnífica gastronomía alpina francesa, italiana y suiza.

Os detallamos aquí algunos de los más repetidos y recomendados:

GRAN PARADISO

Trekking lineal que recorre el espectacular Parque Nacional del Gran Paradiso, entre las regiones italianas de Valle de Aosta y Piamonte. El recorrido cruza el parque a gran altura, sin que por ello veamos comprometida nuestra seguridad, por un recorrido increíble que nos permitirá disfrutar de la impresionante belleza de este territorio.

Entre la primera y última noche que nos alojaremos en Aosta, a lo largo de las 6 jornadas de trekking, además de caminar, podremos descansar en estupendos refugios de montaña que permiten tanto a caminantes realizar estupendos travesías como a alpinistas y escaladores afrontar retos de mayor envergadura.

A lo largo del camino, los bosques de alerces, abetos rojos, pinos cembros y abetos blancos de las zonas más bajas darán paso, a medida que vayamos ascendiendo, a pastos alpinos llenos de flores, a rocas y glaciares. Iremos descubriendo impresionantes picos y glaciares, que a modo de hitos nos indicarán el camino hacia el macizo del Gran Paradiso (4.061 m). Entre otros la Aiguille de la Grande Sassière (3.751 m), el Granta Parey (3.387 m), el Gran Vaudala (3.272 m), el Ciarforon (3.642 m) y La Tresenta (3.609 m).

DOLOMITAS

Los Dolomitas son “las montañas más bellas del mundo” según dijo alguien, quizá Reinhold Messner, el más conocido de la larga lista de alpinistas que ha dado Italia y leyenda viva del alpinismo. No en vano, en el año 2009, los Dolomitas fueron declarados por la UNESCO Patrimonio Natural de la Humanidad. Aunque cada uno tiene sus propias “montañas más bellas del mundo” lo que está claro es que los Dolomitas son un destino ideal para hacer un trekking de verano.

El recorrido de este trekking no puede dejar indiferente a nadie en esto de los trekking alpinos. Y es que en estas montañas de Italia uno encuentra todo lo que espera de un trekking de verano en los Alpes: Paisajes espectaculares, una extensa red de itinerarios, que permiten diseñar recorridos para todos los niveles, y una confortable red de refugios, que permiten disfrutar de la alta montaña de una forma segura y cómoda, sin perder en ningún momento el toque de aventura de todo recorrido por los Alpes.

Los alojamientos, en siete fabulosos refugios/hoteles de montaña, están a la altura de esta bonita aventura, tanto por la calidad de los servicios que ofrecen como por la espectacularidad de sus ubicaciones.

Durante la Primera Guerra Mundial los Alpes fueron el escenario de encarnizadas batallas. Fue justamente aquí, en “las montañas más bellas del mundo”, donde hubo uno de los frentes más cruentos de la Gran Guerra. Aún hoy encontramos vestigios de aquellas contiendas, como trincheras, escalones de madera o vías ferratas, que formaban parte de los caminos estratégicos usados por los Alpini, cuerpo de la infantería del ejército italiano, para sorprender al enemigo. También es posible visitar el museo al aire libre de la Gran Guerra en Cinque Torri y Monte Lagazuoi, una perfecta combinación de historia y naturaleza.

Algunas personas nunca se han planteado el origen de las vías ferratas y las ven como una opción más de ocio, como pueda ser el trekking o el alpinismo. Este trekking puede ser una buen ocasión no solo para conocer “las montañas más bellas del mundo” en verano sino también para reflexionar sobre un pasado no tan lejano.

TOUR DEL MONTBLANC

El Tour del Mont Blanc (TMB) es quizá uno de los trekkings más codiciados de Europa. Y es que ¿A quién no le atrae la idea de rodear caminando el imponente macizo del Mont Blanc? El itinerario discurre por Francia, Suiza e Italia, siempre a los pies del gigante alpino, por preciosos valles y espectaculares pasos de montaña. Al final del trekking, a pesar de que nuestras piernas puedan acusar el recorrido de algo más de 160 km y 10.000 metros de desnivel acumulados, nos iremos con la satisfacción de haber vivido una experiencia excepcional. Sin duda el Tour del Mont Blanc es un trekking como pocos, único, si lo que queremos es conocer y saborear los Alpes. De hecho por los mismos senderos del Tour del Mont Blanc corre “The North Face Ultra Trail Mont Blanc” (UTMB) una de las pruebas de montaña más prestigiosas del mundo.

El Tour del Mont Blanc tiene algunas variantes y al ser circular se puede realizar en cualquiera de los dos sentidos. Una buena opción es realizarlo en el sentido contrario a las agujas del reloj. De esta forma durante la marcha nos crucemos con menos gente.

A pesar de que es uno de los trekkings más populares de Europa y de que nunca se superan los 3.000 metros de altitud, hay que tener una buena forma física para afrontarlo con garantías y para poder disfrutarlo al máximo. En algunas etapas se puede optar por usar remontes mecánicos, que permitirían acortar distancias y reducir desniveles.

CHAMONIX ZERMATT

La Alta Ruta Chamonix – Zermatt es un trekking que todo amante de la montaña se ha planteado alguna vez. Si tú la tienes en la lista de retos pendientes, esta es tu ocasión.  Reealizarla en verano es sin duda la mejor época para afrontar con las mejores garantías esta exigente travesía, clásica entre todas las clásicas.

Saldremos de Chamonix y tras 8 días de trekking por el corazón de los Alpes, alcanzaremos Zermatt. Del recorrido destacar que nos iremos con un profundo conocimiento  de las montañas del Cantón del Valais suizo, ya que iremos atravesando un gran número de valles hasta alcanzar nuestro destino final. Además, podremos descansar cada jornada en refugios y hoteles de montaña y degustar gastronomía regional.

El concepto de alta ruta nació con la Chamonix – Zermatt. A finales del siglo XIX el Alpine Club (Reino Unido) planteó un itinerario de verano entre estas dos poblaciones alpinas al que llamaron “The High Level Route”. Hubo que esperar hasta 1911, para que se completara el recorrido con esquís por primera vez, y para que cuajaran tanto el concepto como el nombre. Desde entonces se conocen por alta ruta los itinerarios de montaña de varios días y de refugio a refugio.

Aunque su condición de clásica no sólo lo debe a su historia; también a la belleza de su recorrido. Durante todo el trazado disfrutaremos de magníficas vistas sobre las montañas y los glaciares más altos de los Alpes y, después de ocho días de travesía, terminaremos nuestra epopeya alcanzando Zermatt y cómo no, disfrutando de una de las más bellas montañas que se pueden admirar, nos referimos al emblemático Matterhorn o Cervino.

TOUR DEL CERVINO

El Tour del Cervino forma parte de un selecto grupo de trekkings que al menos una vez en la vida hay que recorrer.

Saldremos de Cervinia (Italia) y tras 6 días de trekking por el corazón de los Alpes, alcanzaremos de nuevo esta población realizando un recorrido circular en territorio italiano y suizo.

Fue en el año 2.002 cuando se creo este Tour con intención de hacer un homenaje a esta famosa montaña y que no sólo los escaladores y alpinistas se acercaran a ella , también para que senderistas y amantes del trekking la conocieran tanto a ella como a sus valles y pueblos.

El Cervino “Monte Cervino” o “ Montaña del Ciervo” es también conocido como Matterhorn , pero con el nombre italiano de Gran Becca “ Gran Pico” es menos conocido. Fueron los Romanos quienes lo llamaron de esta forma.

Mientras que otros grandes picos de los Alpes Peninos fueron ascendidos durante la “Época Dorada” , esta cima permanecía aún sin ser hollada.

Fue escalado el 14 de Julio de 1865 por los famosos alpinistas Whymper que ostentaba el record de 8 tentativas fallidas junto con Douglas y los guías padre e hijo Taugwalder. En otra cordada ascendieron Hudson y Croz con el novato Douglas Hadow, todos ellos por la arista Hornli. Alcanzaron la cima antes que los italianos que subían por la vertiente italiana. Durante el descenso Hadow resbaló golpeando a Croz y arrastrando a Douglas y Hudson. Todos murieron menos Whymper y los guías padre e hijo Taugwalder que alcanzaron Zermatt abatidos por el accidente.

TOUR DEL MONTE ROSA

El Tour del Monte Rosa es un trekking transfronterizo, entre Italia y Suiza, a los pies del segundo macizo en extensión de los Alpes. Recorre los emblemáticos valles de Zermatt y Saas Fee en Suiza y se acerca al valle de Aosta en Italia. El paisaje a lo largo del trekking es sobrecogedor por la extensión y complejidad del macizo, la multitud de cumbres de más de 4.000 metros y los enormes glaciares. Por si esto fuera poco, las espectaculares vistas sobre el Cervino, también conocido como Matterhorn, son la guinda final del Tour.

En este entorno da alta montaña fantástico el trekking pasa por pueblos genuinos, en los que se puede disfrutar de la amabilidad de sus vecinos, de la gastronomía local y de los vinos de la región, dando al Tour del Monte Rosa un valor añadido al puramente montañero.

La extensa red de itinerarios y refugios del macizo del Monte Rosa permiten diseñar recorridos alternativos al trazado original del Tour para adaptar el trekking a cualquier nivel o preferencia sin dejar de disfrutar de la alta montaña de forma cómoda y segura.

TREKKIG DE LOS ECRINS

Un  viaje de trekking a un rincón de los Alpes que para la gran mayoría no es conocido y que quizá sea una de las zonas mejor conservadas de los Alpes franceses, nos referimos al Parque Nacional de los Ecrins.

Ecrins significa retroceder unos años en la historia , volver a saborear la montaña sin aglomeraciones, en un marco incomparable de bellas cimas y profundos valles.

Durante 8 jornadas, realizaremos un itinerario circular zona de Brinçon para al día siguiente iniciar camino. Durante 8 jornadas, realizaremos un itinerario circular

Pernoctaremos en refugios y alojamientos rurales donde podremos descansar y reponer energía para la siguiente jornada.

El Parque nacional de los Ecrins se encuentra situado entre las ciudades francesas de Grenoble, Briançon y Gap. Destaca su relieve abrupto con largos valles y largas crestas.

A destacar cimas míticas como la Barre des Ecrins (4.008 m), La Meije (3983 m), Mont Pelvoux (3.943 m) y vías clásicas de escalada en roca en la Aiguille Dibona, La Bérarde y Ailefroide.

MATERIAL NECESARIO

  • Es importante llevar poco peso en la mochila para andar con comodidad, por lo que se recomienda llevar solo el material y ropa imprescindible. Cada día se podrá lavar algo de ropa a mano y además no hay que cargar con comida. La mochila no debería pesar más de 6-8 kilos.
  •   Mochila (entre 30-35 litros).
  •  Botas tipo trekking o zapatillas de montana segun el trekking.
  •  Bastones telescópicos.
  •  Ropa tecnica:
  •  Calcetines.
  • Pantalón corto y largo ligero tipo trekking.
  • Camiseta tecnica (primera capa). Una de recambio. o Forro polar o similar (segunda capa).
  • Chaqueta y pantalon tipo Gore-Tex (tercera capa). o Chaqueta de primaloft o plumas ligera y fina.
  • Guantes finos tipo forro polar.
  • Gorro para el frío y gorra para el sol.
  • Gafas de sol.
  • Frontal (pilas de repuesto).
  • Saco sábana y toalla muy pequena ligera.
  • Cantimplora o bolsa de agua tipo Camelback minimo 1 litro.
  • Botiquín y neceser personal.
  • Crema solar y proteccion labial.
  • Camara de fotos.
  • Bastones telescopicos.

Mas información en: www.muntania.com

Muntania Outdoors
(+34) 629 37 98 94
info@muntania.com

Explorando Georgia. Senderismo y Tradición.

Primeras impresiones de Georgia y su capital

Georgia, mezcla de culturas y religiones que conviven en armonía, de hecho es uno de los países más seguros del mundo. Tiene una gran diversidad y riqueza cultural, puesto que ha sido invadida en múltiples ocasiones a lo largo de la historia por diferentes pueblos que codiciaban su valiosa tierra y su enclave estratégico, en plena ruta de la seda. Es un país que ha conseguido mantener su espacio y sus arraigadas tradiciones, como los bailes y los cantos. Es curioso y habitual ver a grupos de amigos que se juntan a cenar y entonan preciosas canciones a varias voces que te devuelven al pasado.

Tiene mucha tradición vinícola, dicen que fueron los primeros en elaborarlo, junto con los griegos, y utilizan la piel de la uva en fermentación con la que destilan su famoso chacha (vodka de alta graduación). Los georgianos son bastante hospitalarios, ya que el visitante para ellos es “un regalo del cielo”.

Comenzamos el recorrido por la capital de Georgia, cuyas aguas termales dan nombre a Tbilisi, que significa Agua Caliente, y que nos ha sorprendido. Es una ciudad verde y rodeada de colinas, tranquila pero llena de vida, donde comercios y restaurantes abren todo el día y hasta bien tarde. Tbilisi destaca por sus contrastes, con multitud de monumentos antiguos y muy bien conservados, como la fortaleza Narikala del siglo IV, y sus características casas con balcones de madera tallados, pero tiene a su vez varios llamativos edificios de estilo modernista. El río Mtkvari atraviesa la ciudad, y es especialmente bonito pasear por la noche y ver todos sus monumentos iluminados con muy buen gusto. Es recomendable usar el transporte público o desplazarse en taxi (por menos de 3€ puedes moverte por toda la ciudad), ya que el tráfico es bastante caótico.

A mediodía subimos a lo alto de una colina para visitar el Monasterio de Jvari, lugar emblemático por ser donde la Santa Nino instauró el cristianismo colocando una cruz de madera atada con sus propios cabellos, y desde el que hay unas vistas increíbles de Mtsketa y de la confluencia de los ríos Aragvi y Kurá.

Comemos en Mtsketa, villa con encanto de calles empedradas que fue la antigua capital de Georgia. Visitamos la espectacular catedral de Svetitskhoveli del s.XI que alberga un montón de historia y leyendas, y donde dicen que fue enterrada la túnica de Cristo. Merece la pena recorrer el entorno de la catedral, rodeada de árboles, fuentes, y pequeños puestos de artesanía y delicias culinarias.

Volvemos a Tbilisi a cenar en un restaurante de comida típica georgiana: Churchkhela (nueces hiladas recubiertas de una masa de harina y zumo de uva), Khinkali (empanadillas al vapor rellenas de carne que se comen con la mano), Khachapuri (pan u hojaldre relleno de queso fresco, huevo u otros ingredientes) Fjali (pudings de nueces con diferentes verduras como espárragos o remolacha), guiso de ternera, higaditos de pollo, cerdo a la brasa, y patatas encebolladas, acompañados de quesos artesanales..) mientras disfrutamos de bailes y canciones georgianas.

Nos vamos a las montañas del norte

Amanecemos en Tbilisi con un día bastante nublado y ponemos rumbo a una zona montañosa en el norte. De camino hacemos una paradita de media hora para ver el castillo de Ananuri del s.XVII, y disfrutar de unas bonitas vistas al embalse de Jinvali, al salir nos probamos los típicos trajes georgianos elaborados con lana de oveja.

Continuamos la ruta hasta adentrarnos en una zona montañosa, y hacemos una parada rápida en la estación de esquí de Gudauri, ahora cerrada, con más de 50 km esquiables. Desde un mirador de forma semicircular y coloridos frescos que construyeron los rusos, divisamos las montañas con algo de nieve en las cimas que cayó hace un par de semanas.

Tres horas y media desde nuestra salida de Tsibili, llegamos a la región de Kazbegi, donde se encuentra el monte con este mismo nombre, de 5.047m. y su vista nos acompaña en todo el ascenso hasta el Monasterio de Gergeti a 2.170m de altitud, al que llegamos en algo menos de dos horas. Se recomienda el ascenso por el sendero de la izquierda y no por el que atraviesa la pista forestal cruzando un pequeño bosque. Para personas que no quieran caminar, hay numerosos todoterrenos que suben hasta el Monasterio por 50 laris ida y vuelta (16€). El día ha despejado y nos permite ver con claridad la espectacular cima del Kzbegi y los glaciares que lo circundan.

Ya volviendo, a escasos kilómetros, cogemos el desvío a Juta, adentrándonos en un increíble valle casi intacto, y atravesando pequeñas aldeas de ganaderos hasta llegar a una pista forestal de unos 5 kilómetros que tendremos que recorrer hasta alcanzar Juta. Se recomienda ir en todoterreno, es una pista expuesta en algunos tramos, y con riesgo de avalanchas cuando hay nieve. En invierno la cierran.

Juta nos ha fascinado, es un valle precioso y alpino, recorrido por un pequeño río que se aprecia al fondo del barranco. La aldea la forman apenas diez casas, entre las que hay un hotelito, y algún bed & breakfast. Allí nos llama la atención un macizo rocoso con grandes paredes verticales y corredores de nieve y hielo. Hablando con los habitantes locales, que nos invitan a un chupito de Chacha (vozka que elaboran artesanalmente) y unos pastelitos caseros, descubrimos que se trata del monte Chaukhi (3.842m). Sin duda, un sitio mágico y recóndito donde disfrutar del trekking, alpinismo y del esquí de travesía.

Parque Nacional de Borjomi Kharaguali

Amanecemos en Tbilisi con un día espléndido. Ponemos rumbo al oeste para visitar Borjomi, uno de los parques naturales más grandes de Europa con una extensión de 85.000 hectáreas principalmente de bosque. Paramos en el centro de interpretación del parque para informarnos de las diferentes rutas. Tiene algunas cabañas repartidas en diferentes emplazamientos que nos permite realizar itinerarios de varios días de duración con capacidad de 12 personas, por 15 laris por persona (6 euros) y hay que llevar saco de dormir. Hacemos una ruta circular de media jornada (4h) de 9km.

Comenzamos la ruta ascendiendo por un denso bosque de abetos, robles y hayas. De camino nos cruzamos con alguna huella de lobo y de oso; Borjomi tiene la mayor colonia de osos de Eurasia.  Al llegar a la parte más alta, el bosque se abre y se pueden apreciar las vistas del valle y a una cordillera que llama nuestra atención. Comenzamos un pronunciado descenso de 700 metros de desnivel por un bonito camino boscoso.

Al terminar la excursión nos dirigimos a Bakuriani, que cuenta con una estación de esquí Alpino y esquí de fondo para echar un vistazo a la cordillera que hemos visto desde lo alto, llamada Samsari, para explorar la posibilidad de rutas de esquí de travesía. Desde Barkuriani nos desviamos a la derecha por una pista que nos acerca a Samsari disfrutando de un paisaje maravilloso de extensos bosques de hayas y montañas por doquier allá donde dirijas la vista. No terminamos la pista porque no está asfaltada y es demasiado larga, los accesos no son muy buenos.

Ciudad en la roca de Uplistsikhe y bodega de Chardakhi

Un nuevo y soleado día en Tbisili. Partimos nuevamente hacia el oeste para visitar Uplistsikhe, a 75 km de la capital. Se trata de una antigua ciudad excavada en la roca en el primer milenio antes de Cristo. Realizamos la visita recorriendo la pequeña ciudad tallada en roca arenisca durante 45 minutos, con una guía de habla inglesa que nos describe como era la vida en este lugar emplazado en un acantilado rocoso en la rivera izquierda del rio Kurá.

Al terminar la visita nos dirigimos a Chardakhi, para ver la elaboración tradicional del vino en vasijas de barro  subterráneas (denominadas Krevi), método que en 2013 pasó a ser patrimonio de la UNESCO y su famoso chacha (vodka elaborado con la piel fermentada de la uva) en la  bodega Iago Winery. Para los visitantes que vayan en septiembre, cuando se recolecta la uva, podrán vivir la experiencia de pisarla. La pequeña y artesanal bodega, esta regentada por una pareja de abuelitos encantadores que nos preparan una deliciosa comida casera que regamos con sus vinos y licores de elaboración propia.

Parque Nacional de Lagodekhi.

Salimos de Tbilisi en un día nublado y lluvioso hacia el Parque Nacional de Logodekhi, donde llegamos tras unas 3h de viaje en coche. Paramos en el centro de interpretación a la entrada del parque, donde un chico que habla perfectamente inglés nos explica las diferentes opciones de rutas, tanto a pie como a caballo y que cuentan con refugios para 12 personas al final de las diferentes etapas, con camas, pero sin cocina y para los que hace falta llevar saco de dormir. El precio por persona sería de 15 laris, y la opción de alquilar caballos costaría 50 laris por persona, más 50 laris diarios para el guía. Realizamos un paseo de mínima dificultad, adentrándonos en un bosque mágico, que ahora en otoño ofrece una gran variedad de colores, y con altísimas hayas, tilos, fresnos y arces cubiertos de hiedra.

Nos dirigimos hacia una cascada para lo cual tenemos que atravesar el río pasando por un tronco caído, ya que el agua en esta época baja con bastante fuerza. Íbamos con la idea de realizar una barbacoa pero el día húmedo no nos lo permite y antes de llegar a la cascada volvemos a la entrada deshaciendo el camino. Nos sorprende que en todos los parques nacionales está permitido hacer fuego, pero es una tradición georgiana muy arraigada que las autoridades no se atreven a prohibir.

LUGARES A VISITAR

Svaneti

Es probablemente una de las regiones más espectaculares del país, con impresionantes paisajes de altas montañas cubiertas de nieve, profundos desfiladeros, colinas boscosas e increíbles valles. Rodeado de picos de hasta 5.000 metros, Svaneti es la región más elevada del Cáucaso habitada por el hombre. Hace dos mil años se asentó allí el pueblo de los Svan que levantó cientos de torres  durante la época medieval y que componen un paisaje único donde parece haberse detenido el tiempo. Mestia, centro administrativo de Svaneti, cuenta con decenas de casas medievales, torres de vigilancia y manantiales de agua mineral. Entre su patrimonio cultural cabe destacar los pueblos de Legami, Lanchvali y Lekhtal, su Museo de Historia y Etnografía, o la Casa-Museo del escalador Mikhail Kherhiani.

En Svaneti encontramos el pico más alto de la nación de Georgia, Shjara, con 5.203 m, el tercero más alto del Cáucaso, y la montaña Ushba (4.710m) considerada la más bella y difícil de la cordillera, también conocida como la Reina del Cáucaso.

Parque Nacional de Tusheti

Tusheti es una de las regiones más fascinantes, al noroeste de Georgia, en la que destaca una naturaleza salvaje formada por profundos cañones recorridos por ríos y estrechos puertos de montaña. El paisaje está compuesto principalmente por praderas alpinas y sub-alpinas, bosques de pinos. Al viajar por las aldeas de Tusheti, parece haberse detenido el tiempo o haber retrocedido a la Edad Media, por sus casas de piedra y torres de vigilancia.

Para llegar hasta Tusheti hay que atravesar el paso de Abano, con una altura de casi 3 000 metros sobre el nivel del mar, por una carretera que está incluida en 100 carreteras más peligrosas del mundo. Las aldeas principales son: Shenako, Diklo, Dartlo, Parsma, Jvarboseli. Estos pueblos sólo están accesibles en los meses de verano, ya que en las duras condiciones del invierno y la escarpada ruta de acceso hace que se vacíen en durante el otoño o se queden aislados al cerrar la carretera. La aldea principal de Tusheti es Omalo, a 1.880 metros sobre el nivel del mar y está dividida en 2 partes: Omalo vieja, que alberga la fortaleza Keselo con sus 7 torres, y Omalo nueva, más moderna.

Parque Nacional del Kazbegi

Este parque de 8.700 hectáreas es un abrupto y verde valle que se encuentra en la ladera norte de la gran cordillera del Cáucaso, a escasos kilómetros de la frontera rusa y alberga el monte que da lugar a su nombre, el Kazbegi, el tercero más alto de Georgia con 5.047m. Stepantsminda es el nombre oficial del principal pueblo de esta región, aún conocido como Kazbegi, y que está a 1.750 m de altitud. Dentro del parque se encuentra el Monasterio de Gergeti o Iglesia de la Trinidad, a 2.170m de altitud, con unas vistas espectaculares al parque y al Kazbegi, que le propician una atmósfera realmente mágica.

Tbilisi

La capital de Georgia alberga yacimientos de aguas termales dan nombre a Tbilisi, que significa Agua Caliente, y que no deja indiferente al visitante. Es una ciudad verde y rodeada de colinas, segura y llena de vida, donde comercios y restaurantes abren todo el día y hasta bien tarde. Tbilisi destaca por sus contrastes, con multitud de monumentos antiguos y muy bien conservados, como la fortaleza Narikala del siglo IV, y sus características casas con balcones de madera tallados, pero tiene a su vez varios llamativos edificios de estilo modernista. En Tbilisi habita un tercio de la población georgiana, que se hace notar en la cantidad de coches que recorren sus calles a un ritmo un tanto acelerado y caótico.

Monasterio de Jvari y Mtskheta

El Monasterio de Jvari, o Iglesia de la Cruz, está construido en lo alto de una colina y es un lugar emblemático por ser donde la Santa Nino instauró el cristianismo, colocando una cruz de madera atada con sus propios cabellos. Desde este lugar hay unas vistas increíbles de Mtskheta y de la confluencia de los ríos Aragvi y Kurá.

Mtskheta, se encuentra en la intersección del Camino Militar y la Ruta de la Seda. Es una villa con encanto de calles empedradas que fue la antigua capital del Reino de Georgia y es patrimonio de la UNESCO. Allí se encuentra la espectacular e histórica Catedral de Svetitskhoveli del s.XI, que alberga multitud leyendas, y donde dicen que fue enterrada la túnica de Cristo. Merece la pena recorrer el entorno de la catedral, rodeada de árboles, fuentes, y pequeños puestos de artesanía y delicias culinarias autóctonas.

Parque Nacional de Lagodekhi.

El Parque Nacional de Logodekhi se encuentra en la región de Kakheti y ofrece todo tipo de paisajes de montaña, bosques, cascadas, cañones, ríos, lagos y picos nevados. Se encuentra en el noreste del país, en la parte meridional del Cáucaso y en la frontera con Azerbaiján y Daguestán. En este bosque casi inmaculado, las hayas, tilos, fresnos y arces, cubiertos por hiedra, se elevan hasta 30 y 40 metros creando una atmósfera realmente mágica. El parque alberga una variada y salvaje fauna compuesta de osos, lobos, linces, ciervos, corzos y jabalíes, entre otras muchas especies.

Parque Nacional de Borjomi Kharaguali y fábrica de agua de Borjomi

Borjomi es uno de los parques naturales más grandes de Europa, con una extensión de 85.000 hectáreas principalmente de denso bosque, mayoritariamente abetos, pero también abundan robles y hayas. Se sitúa en el suroeste de Georgia, en la cadena montañosa del Cáucaso menor y la particularidad de este espacio protegido consiste en su diversidad en cuanto a zonas geográficas, paisajes, monumentos históricos y en su variada flora y fauna; hay que destacar que en Borjomi se encuentra la mayor colonia de osos de Eurasia y varias especies en peligro de extinción.

Fábrica de Agua Bormoji

Se encuentra en esta zona de manantiales única en el país, En 1837 se declaró agua medicinal y esta fábrica local comercializa el agua mineral por todo el país desde 1.890. El agua de Borjomi, naturalmente cerbonatada, es de origen volcánico y su peculiaridad es que proviene de acuíferos situados a 8 km de profundidad, cuando la mayoría de las aguas minerales normalmente no superan los 100 o 200 metros. Su consumo ha sido sugerido por investigadores para tratamientos de enfermedades digestivas y de diabetes.

Ciudad en la roca de Uplistsikhe

Uplistsikhe (la fortaleza del Señor) es una antigua ciudad excavada en la roca en el primer milenio antes de Cristo, a unos 75 km de la capital. Está emplazada en lo alto de un rocoso acantilado en la rivera izquierda del río Kurá. Se pueden visitar varias estancias de aquel entonces, como el teatro, la farmacia, palacios y cárceles subterráneas que nos muestran vestigios de la vida en este lugar.

Bodega de Chardakhi

Chardakhi es una pequeña y sencilla población donde se encuentra la bodega Iago Winery, que elabora el vino de forma tradicional, en vasijas de barro subterráneas (denominadas Krevi), método que en 2013 pasó a ser patrimonio de la UNESCO y también su famoso chacha (vodka elaborado con la piel fermentada de la uva). Los visitantes que vayan en septiembre, cuando se recolecta la uva, podrán vivir la experiencia de pisarla. La pequeña y artesanal bodega está regentada por una pareja de abuelitos encantadores que ofrecen la posibilidad de degustar su una deliciosa comida casera, regada con vinos y licores de su propia elaboración.

Parque Nacional de Mtirala

Con una superficie de 15 806 hectáreas, el parque es un sitio que protege la flora y fauna de Cólquida, incluyendo especies endémicas en peligro de extinción. El territorio del parque es una de las zonas más húmedas del país, de ahí procede su nombre “Mtirala”, que en español significa “llorar”. Es el único Parque de Georgia en el que el mar interactúa con los paisajes de montaña.

Ciudad de Vardzia

Es una auténtica ciudad de cuevas talladas en la pared de una montaña junto al rio Mtkavari, en las proximidades de la localidad de Aspindza a lo largo de una extensión de 500m. Pueden recorrerse a pie sus estancias, comunicadas por túneles o escaleras y ordenadas en gradas, de una profundidad de más 50 metros. Construida por la reina Tamara en 1185, esta ciudadela fue convertida en uno de los centros teológicos más importantes de la región, con su propia comunidad monástica.

Cueva de Prometeo

La cueva de Prometeo fue descubierta en 1984, y es una de las maravillas naturales de Georgia que ofrece a los visitantes con sus impresionantes de estalactitas, estalagmitas, cortinas, cascadas petrificadas, perlas de cuevas, ríos subterráneos y lagos.

En la mitología griega, Prometeo es el Titán amigo de los mortales, honrado principalmente por robar el fuego de los dioses y dárselo a los hombres para su uso, razón por la cual fue castigado por Zeus.

La montaña de Khvamli es visible desde Cueva de Prometeo y es el lugar donde la leyenda dice que Prometeo fue encadenado.

La cueva puede recorrerse pie a través de una ruta de 1.060 metros, y también a través de un paseo en barco por un río subterráneo durante 280 metros.

Cañones de Martvili  

Estos espectaculares cañones, que llevan el nombre de la cercana ciudad de Martvili se formaron hace millones de años dando lugar a un paisaje natural con increíbles cuevas,  cataratas y pozas de agua color turquesa. Las paredes del cañón están cubiertas de lianas naturales y fósiles milenarios. El cañón se puede recorrer en barco por el río Abash, o caminar a su parte más alta para llegar a unas cascadas de 7 metros de caída.

Más información en http://www.muntania.com/viaje/descripcion/georgia-senderismo-y-tradicion

 www.muntania.com

Muntania Outdoors
(+34) 629 37 98 94
info@muntania.com

Rocosas canadienses, una experiencia inolvidable

Las Rockies son una maravilla. Inmensas. Todo allí es a lo grande. Los bosques de coníferas impresionantes, lagos de colores increíbles, glaciares miraras donde miraras y q decir de la fauna. Lindas ardillas, enormes marmotas, ciervos gigantes en plena civilización y hasta nos encontramos con un grizzly en Lake Louise muy cerquita del alojamiento. ¡Menudo momentazo!

ardilla-listada

bow-hut-trail_banff

bow-lake_banff-3

bow-lake_banff-4

canoas-en-maligne-lake_jasper

Las rutas fueron preciosas y muy variadas. Pudimos conocer bastante en profundidad estas montañas. Me gustaron especialmente la subida a la Whaleback Mountain en Yoho y Wilcox Peak y El “pico sin nombre” en la zona de Mount Edith Calvell. De la zona de Banff destaco la ruta de Sentinel Pass y Paradise Valley.
Aunque me encantó el día de las canoas, no me importó no navegar el segundo día. A cambio subimos a las Opal Hills que estaban preciosas después de haber nevado algo el día anterior y cuando de pronto el cielo abrió en lo alto, después de llover mientras subíamos, fué todo un espectáculo.

ciervos-canadienses-luchando_jasper

descenso-de-whaleback-mountain_yoho

edith-calvell-mountain-desde-%c2%a8pico-sin-nombre%c2%a8
Tuvimos mucha suerte con el tiempo. Solo un día fué un desastre pero lo aprovechamos bien yendo a bañarnos a las aguas termales de Jasper y por la tarde con una salida en busca de fauna.
Otra cosa a destacar es que no tuve la sensación de pérdida de tiempo. Los días estaban muy aprovechados. Era una de mis pequeñas preocupaciones porque duermo pocas horas y soy muy activa pero como además de las rutas, hicimos unos cuantos extras, los días quedaban bien completos.

edith-calvell-mountain_jasper-2

edith-calvell-mountain_jasper

marmota-aulladora
Los alojamientos en general muy bien, destacando el bed&breakfast de Jasper. Pero estuvimos también muy a gusto en Lake Louise. El refugio Stanley Mitchel muy genuino e ideal para conocer Yoho. Y el alojamiento q menos me gustó fué el de Canmore.

panorama-wilcox-3 paradise-valley_banff

peyto-lake_banff

sentinel-pass_banff-2
Lo que menos me gustó fué el tema de las comidas, aunque entiendo que tenga q ser de esa forma. Las cocinas estaban muy bien, pero es que ¡ninguno éramos muy cocinillas! Ja, ja.

morraine-lake_banff

morranine-lake_banff-2

opal-hills_jasper-2

Los últimos días, en Jasper mi amiga Alicia y yo, hartas de pasta y arroz cenábamos en restaurantes. Ja, ja. A una edad una se va volviendo cada vez más fina.

oso-grizzly-en-lake-louise_banff

emerald-lake_yoho

giant-steps_paradise-valley_banff

Y finalmente decir que Carlos, nuestro guía es un encanto. Nos lo pasamos muy bien con él. Me encantó la libertad q nos daba. Se notaba lo que le gustan las Rockies y lo que disfruta enseñándolas.

glaciar-athabasca_columbia-icefield

iceline-trail_-yoho-2

lake-louise_banff-4

Parecía uno más del grupo. Siempre dispuesto a enseñarnos cosas incluso en el día libre. Genial su conocimiento de idiomas. Se movía por allí como pez en el agua.  Un diez.

lake-louise_banff

maligne-lake-desde-opal-hills_jasper

panorama-victoria-glacier

No puedo olvidarme de mis compañeros de viaje: Nos juntamos un grupo muy simpático que nos lo pasamos genial.

wilcox-peak_columbia-icefield-2

wilcox-peak_columbia-icefield

wilcox-pass_columbia-icefield

whaleback-mountain_yoho-5

Ha sido una experiencia inolvidable. Gracias Muntania


Más información en:

http://www.muntania.com/viaje/descripcion/rocosas-canadienses-senderismo-trekking-y-canoas-en-banff-yoho-y-jasper

Senderismo más allá del Círculo Polar Ártico: Islas Lofoten

Julio 2016

El día 28 de Julio, partíamos desde el aeropuerto del Prat de Barcelona, cinco de los seis miembros del grupo, Ana, LLuís, Carmen, Rosa y Kiko, con un vuelo de la compañía Norwegian con destino a Oslo y tras una escala, con un nuevo vuelo hasta Harstad/Narvik ( Evens).

Allí, fácilmente identificable nos esperaba José Antonio, nuestro guía de Muntania y Macarena otro componente del grupo procedente de Argentina. Después de los trámites del aeropuerto, José Antonio nos hizo una breve explicación del recorrido hasta nuestro primer destino, Svolvær, donde pasaríamos los dos primeros días de esta semana de senderismo en las islas Lofoten.

Las islas Lofoten, situadas entre los paralelos 67-68 latitud norte, por encima del Círculo Polar Ártico, cuyo nombre significa “pié de lince”, la configuran una cadena de islas, de las cuales las mas grandes son: Moskenesøya, Austvågsøya, Flakstadøya, Gimsøya, Hinnøya, con una población estable de unos 24.000 habitantes y con la principal fuente de ingresos basada en la pesca del bacalao.

Durante el trayecto, de algo más de dos horas, tuvimos ya las primeras sensaciones de un viaje recorriendo un paisaje que intuimos que no nos iba a defraudar; José Antonio mientras nos iba explicando el programa de senderismo que teníamos previsto realizar, con alguna variante si el tiempo no permitía lo previsto.

lofoten-1

Los dos primeros días recorreríamos los alrededores de Svolvær, en la isla de Austvågsøya para a continuación trasladarnos hasta el extremo más occidental donde termina la carretera E-10, hasta el pequeño pueblo de Å, en la isla de Moskenesøya y realizar allí nuevas excursiones.

Día 29 de Julio. El día amanece nublado, sin lluvia, lo que le confiere un aire especial al paisaje; nos reunimos todo el grupo y después de las explicaciones de José Antonio y de la supervisión de nuestro equipo iniciamos nuestra primera salida alrededor de Svolvær en dirección a la cabecera del lago Nøkkvatnet (249 m.) y al refugio Nøkksaetra. El camino no presenta dificultad técnica, pero si nos llama la atención la cantidad de agua y barro que encontramos durante todo el recorrido; los bastones son una buena ayuda para no perder el equilibrio en alguna ocasión. Y allí descubrimos cual sería el adjetivo que describiría nuestro día a día: “laborioso”, los recorridos no eran difíciles pero si “laboriosos”. Una vez en el refugio, en su terraza tomamos nuestro primer almuerzo en montaña, y descansamos disfrutando del entorno.

lofoten-2

lofoten-3

lofoten-4

Reanudamos nuestra marcha, para realizar un recorrido circular alrededor de otros lagos, Stornøkkvanent (240 m) hasta obtener el premio de la jornada: la vista de Svolvær con las montañas que la rodean. La vuelta a casa la realizamos a través de una pista de ski, con un fuerte desnivel que nos obliga a zigzaguear y hacer uso de nuestros palos. Hemos recorrido unos 12 km. Con un desnivel aproximado de unos 400 m.

lofoten-5 lofoten-6

Ha sido nuestro primer día de senderismo para tomar contacto con este paisaje y clima que nos acompañará durante la semana. Por la noche, parte del grupo decidimos ir a cenar por la zona del puerto de Svolvær, con gran animación y repleto de turistas en esta época del año. La llegada de un barco de la compañía Hurtigruten, el Nordnorge, añade espectáculo y colorido a nuestra cena de pescado y cerveza.

lofoten-7

lofoten-8

Día 30 de Julio. Para el día de hoy, nuestro guía nos tiene preparada una sorpresa: coronar el Matmora, una cumbre de 788 m. Con un recorrido de aproximación que intercala distintos paisajes hasta poder disfrutar desde su cumbre una vista panorámica excepcional, con el Ártico incluido. Partimos desde Svolvær en dirección norte hasta recorrer una carretera paralela al fiordo Norpollen. Ascendemos rápidamente por un sendero que obliga a parar para disfrutar del paisaje y del magnífico día de verano que tenemos, sobre el Sunnlandsfjorden. Dejamos a un lado el lago Rangendalsvatnet que poco a poco a medida que ganamos altura, se va haciendo cada vez más pequeño, para después de cruzar una zona con desprendimentos de rocas, un poco incómoda y que obliga a asegurar bien los pasos, observamos la cima del Matmora.

lofoten-9

lofoten-10

Impresionantes vistas hacia el norte con el Grunnførfjorden y el pueblo de Grunnfør; el Vatnfjorden y el océano Ártico. Después de un descanso, comer y tomar las fotos de rigor, descendemos por el mismo camino disfrutando de nuevo de las maravillosas vistas panorámicas. Hemos recorrido aproximadamente unos 12 km con un desnivel acumulado de unos 825 m.

lofoten-11

lofoten-12

lofoten-13

A pesar de estar cansados, como el día en esta época del año, es muy largo, decidimos salir con nuestro guía hacia el sur para visitar el pueblo pesquero de Henningsvær, disfrutando de la puesta de sol en Heimøya y la cena en Kabelvåg, en un pequeño restaurante con gran personalidad.

lofoten-14 lofoten-15

Día 31 de julio: Hoy toca madrugar para recorrer la carretera E-10, hasta su finalización en el pueblo de Å en la isla de Moskenesøya, y que pertenece al municipio de Moskenes, tradicional pueblo pesquero ahora musealizado y dedicado al turismo. Degustamos antes de emprender nuestra excursión del día unos magníficos bollos con chocolate o de canela en la terraza de la panadería del pueblo. Hoy recorremos el lago Ågvatnet, descansando en un refugio para comer algo y volviendo por el mismo sendero. Nos tomamos el día con calma ya que llevamos kilómetros acumulados y la resaca del Matmora.

lofoten-17

Hoy dormiremos todo el grupo en un tradicional Rorbuer, antiguas cabañas de pescadores ahora acondicionadas como apartamentos para turistas, que dispone de un amplio comedor donde prepararemos la cena comunitaria, con el pescado que hemos ido a comprar todo el grupo en una tienda especializada en el vecino pueblo de Reine.

Este día tuvimos como invitada a Giulia, una chica italiana que trabaja en la administración del Hostel de la zona, conocedora del entorno y que nos obsequió con una botella de vino blanco. Aficionada a la escalada nos explica la satisfacción de iniciar excursiones a las 10 de la noche, con la misma luz que disfrutamos en España a las 10 de la mañana sin el apremio de que oscurezca en toda la jornada.

Día 1 de Agosto. Nos encontramos en el extremo mas occidental de las Islas Lofoten y el día amanece cubierto y previsión de lluvia, según el parte metereológico que cada día consulta nuestro guía. Tenemos previsto desplazarnos hasta el puerto de Reine, que nos ofrece una imagen fotográfica que no desaprovechamos, no en vano fue declarado a finales de los años setenta el pueblo mas bonito de Noruega. Su puerto queda enmarcado por la montaña Reinebringen siendo una imagen utilizada como escaparate de las Islas Lofoten e incluso de toda Noruega. Nuestra excursión se inicia en ferri que tras un corto viaje nos desembarca en Vinstad ya con una incesante lluvia que nos obliga a utilizar nuestros impermeables con los que vamos equipados. Iniciamos la ruta en dirección a un collado con una suave pendiente, dejando a nuestro lado el cementerio de la comunidad, en el que llama la atención las fechas de las lápidas algunas de ellas de finales del siglo XIX. Ya en su cima, otra vez José Antonio nos sorprende con la ruta, un rápido descenso sin dificultad técnica nos lleva a la playa Bunnestranda, de arena blanca con mar brava y rodeada de impresionantes farallones de roca, un sueño para los escaladores. Realizamos un pequeño recorrido por la playa y las fotografías de rigor para inmortalizar ese momento tan especial; regresamos de nuevo hacía el collado y descendemos hacia al puerto para tomar de nuevo el ferri a Reine. Como tenemos tiempo, hacemos una parada para secarnos y en la antigua escuela del pueblo degustamos unas magníficas tartas elaboradas por los habitantes de la comunidad acompañadas de café y te. Nos llama la atención la lista con los nombres de los habitantes de Vinstad que se distribuyen los días de la semana para estar al cuidado de la cafetería-escuela y atender la los excursionistas que como nosotros gozamos de sus tartas y de su amabilidad.

lofoten-18

lofoten-19

Hoy hemos cambiado nuestro alojamiento, nos instalamos en otro Rorbuer mas al norte en el pequeño pueblo pesquero de Ramberg; la estancia es muy confortable, con una terraza que ofrece una magnífica panorámica del puerto y un gran comedor-cocina, donde degustamos una cena con productos locales y un recuerdo de nuestros manjares como jamón, tortilla española y pan con tomate.

lofoten-20

Día 2 de Agosto. José Antonio tiene preparada otra de la excusiones clásicas de la zona donde estamos y recomendada en todas las guías de viajes. Un impresionante recorrido hasta la playa de Kvalvika incluyendo, si el tiempo lo permite y nuestras fuerzas también, ascenso hasta el Ryten (543 m), magnífica atalaya para ver la playa y el mar de Noruega. Nuestro guía tiene localizado con antelación el lugar donde aparcaremos la furgoneta que nos sirve de medio de transporte, justo al lado de la granja Bergland, donde se inicia la ruta de ascenso hasta un collado en el que encontramos el lago de Forstvatnet, dejando a nuestras espaldas el pueblo de Ramberg y su playa. La niebla preocupa, aunque no lo diga, a José Antonio ya que la atalaya que representa el Ryten puede verse anulada si no tenemos buena visibilidad. Por decisión de todo el grupo, que está en forma, seguimos ascendiendo, poco a poco, hacia la cima del Ryten que alcanzamos unos 45 minutos después de dejar el lago a nuestra espalda. La vista sobre la playa de Kvalvika, entre nubes en movimiento, es magnífica, vale la pena el esfuerzo; la niebla, poco a poco, se disipa y nos ofrece un espectáculo maravilloso. Las fotos se suceden, parece que necesitamos captar toda la belleza del lugar pero es imposible; llega el momento de inmortalizar el grupo con la camiseta de Muntania, obsequio de la organización y su bandera corporativa. El desnivel del descenso hasta la playa es de mas de 400 metros; se encuentra rodeada por las montañas de Moltinden y Kjerringa, con fuertes desniveles y acantilados que la prudencia aconseja no acercarse demasiado, aunque siempre hay quien lo haga y no precisamente de nuestro grupo.

lofoten-21

lofoten-22

lofoten-23

Después de un rápido y cómodo descenso hasta el lago que habíamos contemplado en el primer tramo, se inicia una fuerte pendiente donde otra vez los bastones se muestran imprescindibles y de gran ayuda. La playa parece cada vez está mas cerca y vemos éste es un lugar concurrido por gente de todas las edades que como nosotros disfrutan de la naturaleza de las Lofoten. LLuís y Macarena se suman a un grupo de turistas italianos que han decidido tomar un baño en las frías aguas del mar de Noruega cercano ya al océano glaciar Ártico en esta costa y que quede inmortalizado para la posteridad. Degustamos nuestro almuerzo que en esta ocasión se nos hace algo escaso, ya que hemos acumulado desgaste en la subida al Ryten y el descenso a Kvalvika; indudablemente la excursión se lo merece y así felicitamos a José Antonio que decide para el retorno un sendero que asciende hasta el paso de Skoren y no se presenta tan empinado ni complicado como la bajada desde el lago Forstvatnet. Nos cruzamos que muchos excursionistas y nos llama la atención la corta edad de muchos de ellos y la facilidad con la que se mueven en este terreno.

lofoten-24

lofoten-25

Una vez llegados al collado observamos delante nuestro el Torsfjorden y sus montañas. Seguimos el sendero que nos llevará hasta la carretera 986 y la zona de aparcamiento habitual para el acceso a la playa. Nuestra furgoneta está unos kilómetros mas adelante, dado que al final hemos hecho una excursión circular, José Antonio gracias a la amabilidad de un turista italiano, recoge la furgoneta y nos la acerca sin tener que desplazarnos hasta donde por la habíamos aparcado.

A pesar del esfuerzo hoy estamos mas contentos que cansados y José Antonio nos propone llevarnos hasta la bahía de Sandbotnen; su magnífica playa, Ytresand, nos invita a tomar fotografías para nuestro recuerdo. A continuación y en dirección norte nos desplazamos hasta el pueblo de Vikten, famoso por sus artesanos en el arte de soplar vidrio. Degustamos unos pasteles extraordinarios, de chocolate y de zanahoria, y disfrutamos de la exposición de piezas originales y como no del entorno de la población entre el mar y las montañas.

Día 3 de Agosto. La semana de senderismo en las Islas Lofoten va llegando a su fin y para el último día de excursión, José Antonio ha reservado un recorrido paralelo al mar visitando el pueblo de Nusfjord declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y recorriendo un valle esculpido por los glaciares. Después de la caminata, volvemos al pueblo, a esa hora repleto de turistas, que a diferencia de nosotros que hemos sido madrugadores, han tenido que pagar un simbólico peaje para entrar en él. En el puerto una famosa y concurrida cafetería nos permite descansar y degustar uno de los postres más típicos y deliciosos de las islas: Los gofres producto muy extendido en Noruega, aunque algo diferentes a los que conocemos por aquí, ya que son redondeados, suaves y esponjosos, se doblan para comer con una sola mano y normalmente se aderezan con mermelada (fresas, frambuesas o arándanos) y nata, o con el queso marrón “geitost”.

lofoten-26 lofoten-27

Ahora ya es el momento de iniciar el trayecto hacia nuestro último alojamiento, que de forma inteligente nuestro guía y Muntania han elegido cerca del aeropuerto desde el cual mañana, la mayoría, volaremos con destino a nuestras casas.

lofoten-28

Una vez de vuelta a casa, nos queda el magnífico recuerdo de esta experiencia en las Islas Lofoten. Nuestras expectativas se han visto cumplidas con creces, sin duda gracias a los paisajes maravillosos que hemos descubierto y a la satisfacción de haber convivido y disfrutado con un grupo con el que hemos compartido experiencias que guardaremos con cariño, sin olvidar la magnífica organización de Muntania y el buen hacer de nuestro guía, José Antonio, ahora ya un amigo.

En estos momentos solo nos queda resolver un dilema: ¿qué nos propone Muntania para el próximo año ?

Cesc Marsal


Más información en http://www.muntania.com

Ordesa en el Puente del Pilar 2015

Apurando la temporada de verano me he dado una vuelta por Ordesa para quitarme la espinita de no haber pisado el Pirineo este año. Ahí van unas fotos y una minicrónica.

Nos reunimos un grupo variopinto de siete con un guía maño y gracioso hasta la médula. Estilo abierto, eso me gustó, de hecho variamos las rutas y al final no subimos a Monte Perdido como ponía en el trekking contratado.

Dormimos el viernes en el refugio de Bujaruelo y de ahí salimos el sábado rumbo al Puerto de Bujaruelo.

 

Sin títuloPuente románico a poco metros del refugio, estábamos todavía dormidos.

 

Queremos rodear el Taillón y llegar al refugio de Serradets, en Francia, a los pies de la Brecha de Rolando.

Sin título2En el Puerto de Bujaruelo (2.272 m)

Desde el puerto tomamos un sendero en dirección este, dejando a nuestra derecha dos glaciares (des Gabiétons y du Taillon, un poco más grande).

Sin título3Las vistas son impresionantes y, sobre todo, el contraste de colores con el valle anterior, tonos naranjas, sin vegetación, parece Marte.

Sin título4Aquí ya se va viendo el Circo de Gavarnie.

Sin título5A los pies del glaciar del Taillón. A alguno le parece pequeño, se esperaba algo más…

Al pie de este glaciar hay una subidita asegurada con un cable porque hay zonas de hielo, pero el guía la rodea y no pasamos por ella.

Al llegar al Col des Sarradets, de repente, se abre la perspectiva de golpe y nos encontramos en la boca del Circo de Gavarnie, a los pies de la cara norte del Pic des Sarradets. Una de las sorpresas más impresionantes del día.

Sin título6Al fondo el refugio de Serradets.

Al llegar al refugio aprovechamos para acercarnos un poco más hacia el Circo de Gavarnie y también para ver la cascada. Hacemos un esfuerzo más con buen ánimo. De paso comemos un poco.

Sin título7Al fondo la cascada y el circo, merecía la pena andar un poco más.

En la cena nos apareció en nuestra mesa una chica muy mona que llegó como a las 7 y media de la tarde al refugio sin mapa y sin conocer la zona, iba ‘a darse una vuelta’. Nos dejó bastante perplejos. Hay gente ‘pa tó’.

A la mañana siguiente nos encaminamos a la Brecha de Rolando, una subida muy bonita.

Sin título8A mí me costó la subidita, menos mal que en la foto no se nota…

Desde la Brecha, nos da por subir al Taillón, ya que tiene unos 3.140 m. Pasamos por el Dedo y por la Falsa Brecha. También hay una cuevecilla con una placa, un tal Schmidt murió allí congelado en 1992, en fin.

Sin título9En general, una subida fácil, quitando un par de pasos aéreos al comienzo.

En la cumbre nos encontramos unas vistas impresionantes. Iñigo va describiendo todos los picos, se los sabe al dedillo, ¡se veía hasta el Midi d’Ossau! El macizo del Vignemale era imponente, precioso.

Sin título10En el Taillón, un poco congelados ya.

Sin título11La bajada muy bonita, por las vistas del Monte Perdido, subía y bajaba mucha gente.

De ahí nos encaminamos al tan cacareado paso de los Sarrios, a mí me había costado alguna pesadilla antes de salir de Madrid. Iñigo monta el arnés y nos explica cómo usarlo, quien no se sienta seguro se lo puede poner. ¡Vaya cague!

Sin título12Hacia el paso, dejando detrás la Brecha. Abajo, el paso.

Sin título13Vaya chorrada, nadie necesitó el arnés. Iñigo algo cabreado por la falta de éxito de su invento. Ahí queda para la posteridad que pasé, eh? eh?

Seguimos hacia el este por un colladito entre el Pico Anónimo y el Casco, la idea era hacer otro tres mil subiendo al Casco. Yo me rajo por cansancio, pero me echo una siesta de dos horas al solecito mientras suben que me sienta de perlas.

Comentan buenas vistas del Circo de Gavarnie y de la cascada. Un quebrantahuesos les pasa al lado, vienen encantados.

Sin título14

Desde el Casco, era verdad.

 

De ahí nos encaminamos al refugio de Góriz. Rodeamos el Pico Anónimo como las cabras para no perder mucha altura hacia el sur y después giramos al este para encontrarnos el sendero que va hacia Góriz pasando por el Plano de Millaris y el Plano San Fertús. Al fondo se adivina el Circo de Cotatuero, parece que hay unas clavijas muy peligrosas que no se deben pasar sin ir asegurado.

Sin título15Pasamos el Collado del Descargador y llegamos a Góriz.

En Góriz parece que lo regalan o que hay discoteca, el refugio hasta la bandera, corre la cerveza, hay que hablar a grito pelao para oírse, nosotros hacemos lo propio, unas cervezas, para no desentonar. Hay mucho valenciano porque han tenido un día festivo más. Alguno con casco que no se lo quita ni para dormir. La fauna habitual de los refugios.

Decidimos no subir a Monte Perdido al día siguiente. La bajada hasta el parking ya es muy larga, y sumando el pico nos supondría llegar a casa a las 2 de la madrugada. Además hay niebla. Lo dejamos para otra…

En Góriz nos cuentan que es el final del verano, al día siguiente solo quedarán diez personas en el refugio. Estan deseando poner la chimenea, encima empezarán a bajar mucho las temperaturas.

Para el Pilar, nos cuenta Íñigo, también bajan el ganado a los valles para pasar el invierno.

Tomamos el GR11 hacia el este, hasta la Subitialla y de ahí encaramos hacia el sur, dejando Punta Custodia a nuestra izquierda. Vamos pasando miradores, dejando el Valle de Ordesa a nuestra derecha.

Sin título16Vistas impresionantes, aquí con Góriz todavía al fondo.

Sin título17Íñigo en su línea.

En Punta Acuta empezamos a bajar hacia el valle. Aquí empezamos a ver decenas de Edelweiss!!

La bajada con bastante pendiente, evitamos un tramo de clavijas desviándonos hacia el Mirador de Calcilarruego, pero menuda trepadita a cambio de las clavijas, joe.

Sin título18Hay gente en frente subiendo a la Faja de Pelay.

Sin título19Seguimos la senda hasta el Puente de los Cazadores, impresionante atravesar el bosque con estos colores.

 

Sin título20Ya casi abajo, haciendo un poco el chorras con las hojas, la bajada se ha hecho un poco larga.

 

Sin título21Detrás la pared que acabamos de bajar.

La foto final, animada por la idea del chuletón que luego pensamos meternos en el refugio de Bujaruelo.

Cristina

Mi viaje al Aneto

El viaje al Aneto es el primer viaje que hago con Muntania y la verdad, no puedo estar más que satisfecho. Desde el momento que empecé a preparar todo el material estuve nervioso e ilusionado por el viaje. Y me rondaba una pregunta en la cabeza todo el rato: ¿seré capaz? Iba a ser mi primera ascensión dura, con crampones y piolet y, el Paso de Mahoma… ¡Qué malo es Google y buscar fotos y videos! A pesar de todo esto, terminé de prepararlo todo y me fui a la cama, porque el día siguiente iba a ser largo.

12132665_888585574512297_5040290433614194054_o

Habíamos quedado el sábado en Benasque a las 2 de la tarde con el guía, por lo que el viaje desde Madrid iba a ser largo y hubo que salir temprano. Allí nos vimos con el guía, Manu, un tipo muy simpático y agradable como fui descubriendo el resto del viaje. Nos juntamos las seis personas que íbamos a subir y allí Manu nos dio las últimas instrucciones del viaje. Iríamos hasta un parking cerca de Benasque y allí repartiríamos el material e iniciaríamos la subida al refugio de la Renclusa.

renclusa

La subida al refugio de la Renclusa fue sencilla y rápida, apenas 45 minutos desde el parking. Empezamos a apreciar los bellos parajes que terminamos de descubrir al día siguiente. El refugio era grande y cómodo. Estuvimos entretenidos el resto de la tarde hasta la cena en colocar el material y ajustar los crampones. Manu nos estuvo explicando en el mapa la ruta que haríamos al día siguiente y el plan del día: Hora de levantarse: 5:30 de la mañana, desayuno a las 6 y salir 6:30. Así que cenamos y a la cama a las 9:30. Yo ni me lo creía. Tan pronto a la cama. Sorprendentemente cogí bien el sueño y dormí fenomenal.

IMG_4374

Domingo 5:30 de la mañana. Empezaba un largo día. Vestirse, lavarse, desayunar, coger las cosas, frontal y a andar. Salir del refugio y ver ese cielo estrellado me conmovió. Un espectáculo digno de ver. Empezamos a andar bajo el manto de estrellas sólo con la luz de los frontales. La primera subida hasta el Portillón fue muy larga y lenta. Mucho desnivel en pocos kilómetros y mucha pedrera, con hielo en bastantes sitios. Pero mereció la pena por ver amanecer entre las montañas.

12068700_888585601178961_2522408107787149265_o

Poco a poco fuimos ganando altura y llegamos al Portillón. Desde allí divisamos el glaciar del Aneto y el Aneto .El sol empezó a darnos en la cabeza y empezó a hacer calor. Seguimos por una leve bajada hasta el borde del glaciar, donde nos calzamos los crampones y el piolet y Manu nos encordó y nos explicó como iríamos subiendo por el glaciar hasta el paso de Mahoma

12113287_888585581178963_5315672208208727703_o

La ascensión por el glaciar fue lenta al principio hasta pillarle el truco a los crampones. Después se fue empinando y, junto a la altura, se hizo dificultosa. Pero conseguimos subir sin ningún percance.

1493583_888938567810331_513920925487726182_o

Al llegar al paso de Mahoma y ver la cruz del Aneto al fondo sentí que ya había llegado. Pero todavía quedaba lo peor, sobre todo para alguien como yo que tengo vértigo. Me quedé más tranquilo al ver el paso y como iba la gente.

La verdad es que no parecía tan difícil como se veía en las fotos. Manu decidió pasarnos encordados de tres en tres. Yo iría en el segundo grupo, así que nos tocó esperar media hora para poder pasar por que había mucha gente pasando y sólo se puede hacer una fila. Así que aprovechamos para comer, hidratarnos y descansar.

12113414_888938571143664_5845684356991022245_o

Pasar el paso de Mahoma supone pasar por una cresta de unos 50 metros y con caída por los lados de 200 metros. Pero, primero, ir encordado da seguridad y, segundo, vas trepando entre rocas, por lo que tu vista va pegada a la roca todo el rato. Así que fue bastante sencillo. Llegamos arriba y fue lo más. ¡Qué subidón! 3.404 metros de felicidad y alegría. Fotos varias y para abajo.

12068591_888574574513397_8517323323195154999_o

Hicimos otra ruta de bajada. Ahora si fue algo más pesada. Bajamos rápido porque amenazaba lluvia. Conseguimos que no nos pillara en el glaciar. El resto de la bajada por la pedrera hasta el camino fue medio lloviendo. Bajamos hasta el río Ésera, que hubo que descalzarse para cruzar y ver su cascada.

12112206_888938601143661_5860787393191541319_n

Y desde allí un cómodo camino bajo la lluvia hasta el coche. Final del viaje y 2000 metros de desnivel bajados desde el Aneto. Felices y contentos volvimos a Benasque a tomar algunas bebidas isotónicas para recuperar y despedirnos. Algunos nos quedamos a dormir allí y volver a Madrid al día siguiente.

IMG_4373

Estoy muy contento por haber hecho este viaje. Merece la pena hacer un viaje con guía. Era necesario para poder seguir el camino por el glaciar y todas sus indicaciones fueron geniales para mantener la máxima seguridad posible.

12080187_888574564513398_598496253368735796_o

Creo que la ascensión al Aneto es accesible para casi todo el mundo con buenas condiciones físicas. Muy recomendable y seguro que repetiré.

IMG_4224

Jorge

Las rocosas de Canadá: viaje inolvidable

Las montañas rocosas de Canadá son más grandes de lo que pensaba, si no me equivoco es el segundo país más grande del mundo y tiene menos habitantes que España.

El viaje lo he aprovechado a tope, pero ello se lo debo a la agencia de viajes de aventura Muntania, dirigida por Hugo.

http://www.muntania.com

11705800_860335077337347_1850349580098350330_o

Es el primer viaje organizado que realizo en mi vida, una cosa es contratar en un momento puntual del viaje una excursión o semejante, y otra es tener todo cerrado desde España; esto último nunca lo había hecho con anterioridad y para este destino pienso que es necesario, pues Canadá es más que caro, y para acceder a las Rockies hacen falta permisos (un gasto de cerca de 150 dólares) y tener muy claro en qué fechas se accederá a este parque o a este otro (las Rocosas tienen varios parques nacionales, además de espacios naturales, etc. muy alejados unos de otros), y por qué? porque no hay demasiados alojamientos accesibles a cualquier bolsillo, por lo que te puedes quedar tirado en la calle literalmente. Además para moverse a cualquier parte hace falta un coche (por no menos de 60 dólares al día); el transporte público no parece existir en las Rockies, los trenes que continuamente hacen su aparición, son de mercancías.

11863362_863819243655597_3743066111272494320_n

Es probable que regrese en unos años, me he sentido tan a gusto con el clima, la altitud, la comida que me preparaba o preparaban mis compañeros y compañeras de viaje (reconozco que la calidad de los alimentos no es buena, pero siempre se pueden hacer apaños, ya que comer fuera implica un gasto nunca menor de 20 dólares por cabeza).

Así pues comentaré muy por encima este viaje, pese a ser un gran viaje, ya que no ha sido confeccionado por mí, sino por la agencia mencionada.

11891227_863819200322268_5240215452731209_n

El guía, Carlos Onteniente, fue intachable, responsable, perfeccionista, con conocimiento de idiomas, etc. además de amable, paciente y cercano. Para haceros a la idea de su profesionalidad, él nunca había estado en las Rockies, y para guiarnos llegó una semana antes que nosotros para poder explorar el terreno bajo la supervisión de Hugo desde España, director de Muntania y gran conocedor de las Rockies (vivió en Canadá durante un tiempo), y de esta manera, haciendo las mismas rutas que a posteriori nos guiaría, pero claro, él las hizo corriendo y explorando alternativas en caso de mal tiempo o de indisposición por parte de alguno de nosotros. Resumiendo: la caña.

11896284_862873767083478_2135790921178107696_o

Los parques que visitamos las 9 personas anotadas a través de la agencia (en realidad no suelen admitir a más de 8, pero hicieron una excepción), fueron los de Banff, Yoho y Jasper.

Sobre el avión: volé a Calgary con aircanadá, y sinceramente, caro para lo que después ofrece en sus naves; también se puede volar con Britishairways o Lufthansa. Hice escala en Frankfurt, y pese a que mi hermano me advirtió de la inmensidad de dicho aeropuerto no le hice caso, y a la vuelta, cogí una conexión entre vuelos de tan solo 1 hora y 20 minutos ya que era en la misma terminal (menos mal…), pues bien, llegué puntualmente pero gracias a correr por los pasillos para llegar a tiempo del siguiente embarque. Así pues, si no eres deportista velocista, no te aventures a esto mismo que hice yo.

11903988_867564426614412_7873247515956701667_n

Sobre los albergues: Prácticamente todos están muy bien, suelen tener varias opciones de habitación (2, 4 o 6 personas, incluso algunos para grupos mayores), el lavabo y water son independientes para cada habitación, pero ya las duchas son comunitarias, eso sí, todo el mundo las deja muy limpias. Cuentan con consigna en caso de realizar alguna travesía de varios días de refugio en refugio, así lo que no os haga falta, se deja en las consignas por unos 2 dólares. Por supuesto tienen lavadora y secadora por 2 dólares cada una, e incluido en el precio del hospedaje toallas y sábanas limpias, gel de baño y wifi. La cocina es comunitaria pero tiene varias cocinas, microondas, calienta-aguas, hornos, cafeteras, mesas, congeladores y neveras, es fácil convivir con la gente allí, tus alimentos han de estar metidos en una caja que te dan, donde figurará tu nombre y la fecha en la que abandonas el albergue, algunas cajas irán directamente a la nevera, otras a unas estanterías. Como veis, todo resulta sencillo.

11885698_863357133701808_3048486968572490222_o

Respecto a los supermercados, en lake Louise hay uno pero es pequeño y carísimo, por lo que recomiendo antes de abandonar Calgary tras el aterrizaje, realizar una buena compra en uno de sus supermercados de las afueras. En Banff, Jasper y Canmore hay supermercados asequibles. Las panaderías como tal, son inexistentes, su pan es pésimo, pero claro, soy gallega y aquí el pan nos importa mucho; las magdalenas estaban mejor. El queso es muy caro y de muy baja calidad. La leche sale económica en garrafas de 5l, en caso de tomar leche de soja, hay unos paquetes de 2l. Tienen buen muesly y cereales. Aconsejo llevar una botella de aceite de oliva facturada, ya que no existe en Canadá, así como tampoco existe el buen café. Si deseas beber cervezas tendrás que comprarlas en la licorería a precio de oro, ya no te cuento lo que vale el vino, ninguna botella de syrac (el más económico) bajaba de los 12 dólares.

11880613_867564356614419_3343102134012202706_n

Salir de bares es arruinarse, una copa de vino sale en 8 dólares y te lo llevan a la mesa ya en la copa, con lo que no sabes cual te han puesto en realidad; las cañas están a unos 6/7 dólares; además se lleva por allí la sidra de caña, tanto de manzana como de pera, curioso…

Sobre comer fuera o no. No comí bien en casi ninguno de los bares a los que acudimos en alguna que otra ocasión (puede que unas 5 en total), pero si tuviera que destacar alguno, me quedaría sin duda con la hamburguesería de Jasper http://www.jasperbrewingco.ca/Home.page, su hamburguesa vegetal de quinoa y su ensalada cesar me parecieron de una excelente calidad, tardaron en servir, cosa que denota su elaboración en el momento y no que esté recalentada.

Existen baños públicos cuidados. No se debe orinar en el monte, pero en rutas largas no queda más remedio. En cada aparcamiento inicial a las distintas rutas, hay baños públicos gratuitos, siempre tienen papel higiénico. No existe el concepto “tirar de la cadena”, consiste en unos barriles metálicos que se van llenando hasta tener que ser reemplazados por un nuevo barril. En el caso de Fisherman´s Bay no había barriles, sino un serrín probablemente de cedro, para echar sobre nuestros excrementos en un área habilitada para ello, con una especie de baño construido de madera.

11904703_867567296614125_3445440440005332696_n

Rutas por Banff National Park, durmiendo en un albergue cercano a lake Louise:

  • Lake Louise, tea house de lake Agnes, Mount St.Pirán y llanura de los 6 glaciares (2650m de altitud): circular+pico.

  • Bow lake, Bow river, Bow glacier, Bow hut: lineal ida y vuelta.

  • Morraine lake, Sentinel Pass (2611m de altitud) y Mount Temple (3543m de altitud): lineal ida y vuelta, atención porque esta ruta es muy dura si se sube al Temple.

  • Lake Louise y Fairview Mountain (2744m): lineal ida y vuelta.

  • Columbia Icefield y pico Wilkox (2884m de altitud): lineal ida y vuelta.

Rutas por Yoho National Park durmiendo en Stanley Mitchell Hut (del club alpino canadiense):

  • Takakkaw Falls, Yoho Valley, Yoho River, Mount Kerr (2860m) y Stanley Mitchell Hut: lineal ida.

  • Yoho lake, Emerald river y Emerald lake: lineal vuelta.

Rutas por Jasper National Park durmiendo en Fisherman´s Bay:

  • Maligne lake: alquilar canoa para dos personas por 90 euros/día, cogerla para 2 días, remar durante 14 Km (de 4:30 a 6 horas) hasta Fisherman´s Bay donde acamparemos. Regresar nuevamente al día siguiente visitando antes Spirit Island: lineal ida y vuelta en 2 días. También se alquilaban piraguas pero no tomé nota de su precio. Atención, hay que reservar, solo hay 8 parcelas para tiendas de campaña, con sus correspondientes espacios para dejar comida y basura a salvo de los animales, en especial los osos (son recintos metálicos con cierre prácticamente hermético, como los basureros que hay en lake Louise y semejante). Y ya de paso aviso que es necesario algún repelente de mosquitos, hay muchos y pican.

Rutas por Jasper National Park durmiendo en cabañas junto río Athabasca:

  • Edith Cavell Mountain (la cima tiene 3363m de altitud) y Angel glacier. Lineal ida y vuelta.

  • Whirpool river y Athabasca river con sus magníficas cascadas

  • Jasper y Pyramid lake en bicicleta (en info center tienen planos con rutas de distintos niveles), el alquiler sale en 30 dólares durante 3h, atención, pues si te pasas 15 minutos te cobrarán 10 dólares más, que quizás incluso compense pagar desde un principio, pues es lo que cuesta el día entero.

11892348_863357000368488_142604816685176468_o

Como podéis observar, para tratarse de un viaje de 15 días estuvo muy aprovechadito.

Además visitamos los pueblos de Banff, que tiene abundantes tiendas y restaurantes, así como un buen supermercado; Jasper, que personalmente no me gustó tanto, lleno de tiendas de suveniers regentadas la mayoría por chinos; Canmore, que me pareció precioso y me dio pena no haber estado más que una sola noche.

Ir en otoño debe ser maravilloso, los cedros llamados alerces, que crecen a 1800 m de altitud o más, son de hoja caduca, sus acículas son muy suaves y su color verde es más claro que el de los cedros o las píceas que abundan en la zona, no pude verlos de amarillo, que es el color que adoptan llegado octubre. Era agosto y la abundancia de setas atontaba, lactarius, clytocibes, hydnum… No se tala un árbol a no ser sea extrictamente necesario, no se limpian los bosques salvo los senderos, por lo que a menudo hay grandes incendios causados por algún rayo.

11705825_860335180670670_8257427950742077591_o

El respeto que se respira por la naturaleza, es infinito, ojalá todos los parques nacionales del planeta gozaran de tan buena salud y cuidados.

Sí, hemos visto a un oso junto a una carretera, decenas de coches parados sacando fotografías. Todo gracias a que nevó los últimos días y esto provoca que los osos bajen en busca de alimento. Además de haber visto varios ciervos de culo blanco (no acercaros demasiado, son peligrosos).

Si en un momento dado precisas descanso, nada como sumergirte en una de las hot springs (aguas termales), lo malo es que están muy solicitadas. Tuvimos la suerte de acudir a unas menos frecuentadas pese a que era domingo, son las de Miette, a las afueras de Banff, entrar cuesta 6 dólares. No olvides llevar tu bañador, toalla y chanclas para no tener que pagar más. Deseo objetar que como gallega he de decir que dejan bastante que desear, la gente charla, cosa que en Ourense (termas de la Chavasqueira, termas de Prexigueiro o termas de Outariz) no está permitido; no van acompañadas de sauna, cosa que en las de Ourense sí; su fondo es tipo piscina, por lo que están rodeadas de cemento y no son de piedra como las de Galicia.

Para completar el viaje. Con 5 días más puedes visitar Yosemite (estado de California en los EEUU). Una pareja que también viajaba con Muntania llegó 5 días antes volando a San Francisco, allí alquilaron un coche para desplazarse durante 300km a Yosemite, el primer parque nacional declarado en EEUU. La noche que hicieron en San Francisco la pasaron en un pueblo llamado Sonora, dicen que es una preciosidad y que lo prefirieron a la bulliciosa capital. Alquilaron un coche por 65 dólares al día para desplazarse. Hicieron 3 rutas por el parque, según comentaban, bien señalizadas y de varios niveles. Desde luego me encantó su planteamiento, y si repitiera lo haría así también. Por supuesto a Calgary fueron en avión desde San Francisco, o eso al menos creo recordar que dijeron.

Gloria

————————

Más infomación en:

http://www.muntania.com/trek/senderismo/rocosas-canadienses-senderismo-canoas-banff-yoho-jasper

http://www.muntania.com/trek/trekking/rocosas-canadienses-colores-otono-senderismo-trekking-banff-yoho-jasper

 

Trekking por Islandia

De mi último viaje por Islandia me gustaría destacar dos momentos muy especiales.

image

El primero es un paseo de unos 2 kilómetros por la orilla del
lago glaciar Jökulsárlón, nunca jamás había visto algo similar, pequeños icebergs desprendidos del glaciar y que se encuentran en movimiento hacia el océano, realmente algo espectacular y que te transmite una gran atmosfera de tranquilidad y serenidad.

image

El segundo es el último tramo de subida hacia la cima de Kristinartindar en el parque nacional de Skaftafell, seguramente una de las subidas más técnicas del viaje y que personalmente fue unos de los momentos que más disfruté de mis vacaciones en Islandia, además una vez conquistada la cima podemos contemplar que la cresta de la montaña es impresionante y las vistas son insuperables. Solamente por tener la oportunidad de vivir estas dos experiencias ya mereció la pena el viaje.

image

Sergio.

Bastones para Trekking

Cada vez es más frecuente ver en la montaña a gente utilizando bastones ya sea para excursiones de un día  o trekking de varios días.  En algunos casos el tipo de bastón y uso dependiendo del terreno en el que nos encontremos no se conoce y su uso puede convertirse más en un incordio o en un elemento incluso peligroso que en una ayuda a la marcha.Otras personas  no ven necesario el uso de los mismos creyendo que son un incómodos y solamente justifican su uso en terreno nevado.

A continuación detallaremos, desde nuestra opinión, las ventajas que aportan los bastones así como su uso adecuado y su descripción detallada para su mejor conocimiento y mantenimiento.

P1040229

1.- Mejora del equilibrio.

Mediante la utilización coordinada de los bastones con cada paso del excursionista se consigue un mejor balance al desplazarse sobre cuatro puntos de apoyo y un mejora en el equilibrio.  El avance debe hacerse pierna y bastón

2.- Evitar lesiones en rodillas y tobillos.

Al transferir parte de la carga que recibe el tren inferior (piernas) a el tren superior (brazos) la presión ejercida sobre las cápsulas articulares en rodillas y tobillos se reduce sensiblemente, esta transferencia se hace más importante cuando se carga una mochila y se magnifica el esfuerzo a las rodillas y tobillos por efecto de gravedad durante un prolongado descenso. El uso de bastones minimiza también la posibilidad de tener un esguince en tobillos o disminuir la gravedad del mismo en caso de que llegue a ocurrir.

3.- Seguridad en la Montaña.

El uso de bastones en media o alta montaña  nos pueden auxiliar a evitar alguna lesión por fatiga o accidente, en caso de tener ya una lesión también nos pueden ayudar a salir de la montaña usando los bastones como medio de apoyo (muletas). También nos ayudan en la progresión pudiendo adaptar diferentes técnicas para el vadeo de ríos, laderas empinadas, terreno de pedrera, etc.

4.- Mejora del rendimiento
En ascensos prolongados y exigentes parte de la carga de trabajo de los cuádriceps y gemelos de las piernas se transfiere hacia los músculos pectorales y de los brazos, por lo que la carga de trabajo y el gasto energético se traduce en una mejor administración por mayor número de grupos musculares, de esta forma prácticamente vamos caminando sobre cuatro extremidades

5.-Tipos de bastones

-Fijos: Tipo marcha nórdica

Extensibles con 2 o 3 tramos. Es la más recomendable puesto que nos permiten guardarlos en la mochila. Dentro de esta modalidad podemos encontrar bastones particulares como los que son capaces de reducir su tamaño de tal forma que pueden ser guardados en el interior de la mochila.

-Ligeros. Recomendables para trail running, trekking ligero o escaladores que necesiten llevar poco peso

 

Captura de pantalla 2015-05-24 a las 19.03.14 Captura de pantalla 2015-05-24 a las 18.45.39  funda_baston Captura de pantalla 2015-05-24 a las 18.53.31

6.- Ajuste o calibración de bastones

La primera y principal condición para ajustar la altura es que en terreno llano y con el bastón apoyado en el suelo, los brazos deben formar un ángulo recto de 90º. Así se consigue una mayor eficiencia en los movimientos para un uso normal del bastón.

7.-Tecnicas de progresión

-Llaneo y/o ligero descenso: El bastón actúa de impulsor, nunca se adelantará a nuestros pies salvo que lo que busquemos sea una progresión en equilibrio.
-Cuando lo que buscamos es equilibrio por ir cargados, sobre terreno complicado, al vadear un río, etc. Separamos los bastones y progresamos adelantándolos a nuestra marcha buscando un apoyo firme
Pendiente en ascenso y firme inestable: Sacamos las manos de las dragoneras ya que en caso de caída el daño puede ser considerable si las tenemos puestas. Adelantamos los bastones a nuestro paso y utilizamos toda la longitud del mango en función de la pendiente
Pendiente en descenso y firme inestable: Seguimos con las manos fuera de las dragoneras. Adelantamos los bastones en busca de un apoyo firme y avanzamos en modo equilibrio
-Flanqueo en pendiente por ladera herbosa, nevada, etc. Los bastones van a diferentes alturas en la ladera y utilizamos la longitud del mango según nos convenga buscando el equilibrio.
Bastones escoba en situación de de pendiente fuerte en descenso: Cogemos ambos bastones juntos y nos apoyamos sobre ellos al descender la pendiente.
-Braceo simultáneo para avanzar más rápidamente: Técnica empleada en carreras por montaña para progresar más veloz. Apoyamos delante de nosotros ambos bastones a la misma altura y descargamos ligeramente nuestro peso sobre ellos para avanzar.

0191-T.Mont Blanc-2013

7-Partes del bastón

Dragoneras.- Son las cintas que se disponen en las empuñaduras de los bastones  ajustable para colocar la muñeca y apoyar directamente el peso en la cinta, y no directamente a la empuñadura.

La roseta .- Esta pieza circular colocada enen la parte inferior de cada bastón tiene la función de impedir que el bastón se sumerja en la superficie de un terreno nevado o fangoso. Normalmente cada pareja de bastones cuenta con dos tipos de roseta. Unas más grande para utilizar en nieve y otra más pequeña para trekking .

8464227

8.-Cuidados generales

Deformación: Los bastones tienen la gran desventaja de ser muy expuestos a la deformación, por lo que al usarlos se debe de tener gran cuidado de no atascar el regatón entre bloques de piedra, pues de esta manera se ejerce una fuerza de palanca que terminara por doblar las secciones tubulares de nuestros bastones.

Dislocación de puntas: El  plástico donde ese alojan las puntas metálicas de los bastones está diseñado con cierta flexibilidad para que disipe los esfuerzos de palanca generados cuando las puntas se atascan ligeramente en el terreno, sin embargo con el transcurso de los años el plástico se va endureciendo y va perdiendo su flexibilidad, así tarde o temprano la punta de tungsteno perderá su ensamble y tendrás que sustituir los regatones por unos nuevos.

Cuidado de las uniones: Algo importante a tener en cuenta para el cuidado de los bastones es evitar ajustar la longitud telescópica de estos por sobre el máximo recomendado, de tal forma que el dispositivo plástico de cierre diseñado para inmovilizar el ajuste de longitud telescópica, quede prácticamente en la unión de ambos tubos, pues una pequeña flexión por esfuerzo de los bastones romperá esta delicada pieza dejando inservible el bastón, habrá que tener en cuenta a la hora de ajustarlos que estos tienen una marca guía que indica cual es el límite de ajuste para la longitud máxima del bastón.

Cuidado de las rosetas.- Algunos diseños de roseta están pensados para que se unan al regatón solo mediante presión y función mecánica por lo que será mucho muy fácil extraviar este tipo de rosetas si se usan en zonas pobladas de vegetación pues al momento de recuperar el bastón para su avance la misma roseta se puede atascar con los arbustos y retirarse de su posición.

P1020300

El uso de los bastones para la UIAA

Captura de pantalla 2015-05-24 a las 19.40.41

La Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo tiene algunas consideraciones importantes al respecto

Los bastones de marcha pueden absorber grandes cargas de peso en la parte baja del cuerpo por hora de marcha especialmente en los descensos lo cual lleva a una considerable liberación de carga sobre articulaciones y columna vertebral.

Ventajas

El uso de los bastones es recomendable para las siguientes situaciones:

Edad avanzada y exceso de peso corporal. Cuando se ha sufrido de lesiones en articulaciones o columna vertebral. Cuando se cargan mochilas pesadas. Cuando se camina sobre pendientes de nieve, en lugares húmedos se cruzan ríos y cuando la visibilidad es limitada por la niebla o la oscuridad de la noche.

Desventajas

Elasticidad.
Si la distancia entre el cuerpo y los bastones es demasiado larga, no solo se reduce la elasticidad muscular, también se puede perder el equilibrio del excursionista.

Disminución del sentido de equilibrio:-
El continuo uso de los bastones de marcha puede disminuir la habilidad de coordinación del excursionista y a través de este su equilibrio. El desarrollo de la coordinación en niños y gente joven se puede disminuir.
Reduce el mecanismo de protección fisiológico de los músculos (elasticidad).

Las fuertes presiones y los estímulos de elasticidad son muy importantes para la nutrición del cartílago articular y también para entrenar y mantener la elasticidad del rendimiento muscular. “El uso continuo de bastones disminuye este importante estimulo fisiológico de elasticidad”.

Terrenos no aptos para el uso de bastones.

Cada vez es más evidente que ocurren accidentes en terrenos no propios para el uso de bastones como aristas estrechas y terrenos de escalada, ya sea por hacer el movimiento de apoyo del bastón sin tocar el suelo o por tropiezo con los mismos bastones. A esto agregaría que, en terreno nevado con fuerte pendiente, perder el equilibrio con los bastones implica una caída sin posibilidad de auto detención (función específica del piolet). Una buena disposición táctica a realizar cuando se camina en una zona donde la posibilidad de caer aún usando bastones es bastante grande, será tomar los bastones por la empuñadura pero sin hacer uso de las dragoneras.

Los clientes de Muntania Outdoors os podéis beneficiar de descuentos en la compra de material en nuestras tiendas asociadas

www.mountaingroup.es 15% de descuento directo en todas la compras.

www.deporteskoala.com Vale de 10 euros en compras superiores a 30 euros (vale no acumulable) y del 5% de descuento directo en todas la compras.